Iñigo Angulo-Barturen (The Art of Discovery): “Tenemos un proyecto anti-envejecimiento que aspira a que tengamos una segunda oportunidad de vida”

¿Podremos algún día vivir indefinidamente? El biólogo Iñigo Angulo-Barturen (Getxo, 1965) está convencido de que sí. Hasta el punto de que su startup, The Art of Discovery, trabaja ya en el desarrollo de medicamentos que permitan frenar el envejecimiento. “Mi objetivo es que tengamos una segunda oportunidad de vida”, apunta.

Esto es lo más interesante que nos contó en la entrevista que le hicimos:

  • Angulo-Barturen fue durante 12 años el jefe de Eficacia Terapéutica Preclínica de la farmacéutica GlaxoSmithKline (GSK) en Madrid. Ahí desarrolló tecnologías de evaluación de medicinas que han resultado muy útiles en el desarrollo de productos contra diversas enfermedades y especialmente la malaria. “The Art of Discovery ha mantenido esta actividad, que hace bien a mucha gente. Entre otras cosas, hemos construido un laboratorio y un insectario con mosquitos en BIC Bizkaia”, explicó.
  • Esta actividad relacionada con la lucha contra la malaria es para Angulo-Barturen un puente hacia otra más innovadora. Aporta recursos con los que The Art of Discovery puede financiar las investigaciones de medicamentos anti-envejecimiento. “Aunque en GSK me trataban muy bien, yo necesitaba nuevos horizontes y retos científicos, aunque implicaran ciertos riesgos. En los cinco años que llevamos en marcha hemos visto que lo que hacemos contra la malaria tiene sentido y que podemos extenderlo a otras áreas terapéuticas”, explicó.
  • Angulo-Barturen se ha marcado ahora el objetivo de conseguir un medicamento que frene el envejecimiento del ser humano. Está convencido de que no estamos muy alejados de conseguirlo, porque la evidencia científica demuestra que la longevidad es algo manipulable. “No hay ninguna razón para que no podamos decirles a nuestras células que recuperen su estado de mejor calidad, de tal manera que nuestros tejidos se preserven indefinidamente en el tiempo. Quiero aplicar mi conocimiento a este reto. Tenemos muy claro cómo desarrollar los tratamientos y probarlos. La clave está en las matemáticas: cómo hablar con nuestras células. La cuestión es poder comunicarnos con ellas para transmitirles mensajes coherentes que puedan interpretar y que redunden en que nuestro organismo entre en estado de regeneración”, explicó.
  • Tras explicar su sueño, Angulo-Barturen trata de mostrar cierto realismo y recuerda que mantener la empresa en marcha exige un importante esfuerzo económico. The Art of Discovery emplea hoy a diez personas y es económicamente solvente, una posición de privilegio que Angulo-Barturen valora como fundamental para poder abordar en el futuro una negociación con inversores. “Primero vamos a obtener unas primeras evidencias de lo que queremos conseguir. Esto ocurrirá seguramente en 2021, aunque tenemos un margen de dos años para poder generar estos datos que inspiren confianza a los inversores”, añadió.

Términos empleados para llegar hasta aquí:

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *