Indignación en Grupo Correo por la decisión de la Diputación de Gipuzkoa de arrebatar a Europistas la A-8

La decisión de la Diputación de Gipuzkoa de no conceder a Europistas la gestión del tramo Eibar-Hendaia de la A-8, pese a que su oferta era la más barata, ha vuelto a poner de actualidad las oscuras relaciones entre medios de comunicación, constructoras y políticos vascos. Grupo Correo, cuyo consejero delegado es al mismo tiempo hermano de uno de los principales accionistas de Ferrovial, la compañía que controla Europistas, ha protestado limitándose a augurar “ineficiencias” por el hecho de que la autopista tendrá ahora gestores distintos en cada provincia.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)