Iker Burguera (Educa Reality): “Hemos hecho una especie de Netflix educativo”

Iker Burguera (Legazpia, 1986) estudió ingeniería de telecomunicaciones y trabajó con redes y sistemas en BT y Ampo antes de convertirse en emprendedor. Conoció la realidad virtual y se planteó aplicarla a la educación, a través de Educa Reality, una startup que ha desarrollado “una especie de Netflix educativo”.

Esto es lo más interesante que nos contó en la entrevista que le hicimos:

  • Burguera recordó cómo conoció la realidad virtual durante su trabajo en Ampo. Salió de allí pero se quedó con la copla y terminó aplicándola al sector educativo, que sigue estando un tanto obsoleto. “En Ampo queríamos aplicar la realidad virutal a la formación del personal de mecanizado de válvulas de una planta que se estaba construyendo en India. Se llevó a cabo y así descubrí que se podía enseñar de una forma diferente”, explicó.
  • Con la ayuda del software Unity, que fue aprendiendo en sus ratos libres, Burguera preparó un producto mínimo viable de material educativo utilizando realidad virtual. Presentó estos libros infantiles en una charla de emprendedores y allí conoció a Pablo Ayala, promotor de la startup Innovae y de la aceleradora Eywa Space, que le animó a crear una empresa juntos. “Yo quería demostrar que las tecnologías de realidad virtual tenían sentido a la hora de fomentar la comprensión lectora y Pablo creyó en mí. Una de las cosas que más he agradecido ha sido contar con su experiencia”, añadió.
  • Educa Reality ha tenido que pivotar. Aunque nació con un enfoque B2C, para vender libros a padres y colegios, pronto tuvo que transformarse en proyecto B2B, dirigido exclusivamente a los centros educativos. La diferencia: no son necesarias grandes inversiones en marketing y comercialización. “De esta manera tenemos mayor escalabilidad y nos ha ido mejor. Además, la pandemia nos ha beneficiado ya que nuestra plataforma ha permitido a muchos centros seguir enseñando a sus alumnos. El primer cliente fue un grupo de colegios de Gipuzkoa. Pagan una licencia anual en función del número de alumnos registrados”, explicó.
  • La plataforma que ha desarrollado Educa Reality, formalmente conocida como Skoobi, incluye dos componentes bien diferentes: un visor de contenido de realidad virtual y aumentada y un editor para el que quiere crear nuevo material educativo e incluso compartirlo. Estos últimos son fundamentalmente docentes. “El producto motiva a los niños a leer, en cuanto gamifica la lectura, por lo que gusta mucho a los pedagogos. Para ellos es muy sencillo elaborar productos nuevos, ya que funciona como Scratch con una librería de elementos que pueden ir integrando en el mundo virtual sin saber nada de programación. El sector educativo ha demonizado a la tecnología y nosotros estamos demostrando que ésta aporta mucho valor. Incluso hemos fichado a una pedagoga”, explicó.
  • A nivel financiero, una vez demostrado el nicho de mercado, Educa Reality ha captado financiación para crecer más rápido. Primero entró en la aceleradora Berriup, desde donde pudo acceder al fondo Easo Ventures, y ahora tiene abierta una ronda de 200.000 euros. “Estar en Berriup nos amplió el foco más allá de la tecnología. Ahora queremos crecer más rápido porque hay competencia. Nuestros puntos fuertes son que somos compatibles con el 100% de los navegadores y que estamos en español. Hay que tener en cuenta que en América Latina hay 66 millones de estudiantes y casi 100.000 centros educativos”, añadió.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *