Iker Arce (The Bridge): “Quien participa en un bootcamp busca sobre todo empleabilidad”

Iker Arce (Getxo, 1977) estudió en La Comercial de Deusto y su carrera profesional ha transcurrido en torno al marketing de productos de consumo y el de cursos de formación. Hace tres años creó The Bridge para poner en marcha “bootcamps” de formación rápida de programadores, que se pueden colocar así de forma inmediata en el mercado.

Esta es su historia:

  • En su último trabajo por cuenta ajena, en Fullstack Academy of Code, Arce se dedicó precisamente a montar bootcamps, un concepto de formación que había nacido en EE.UU. en 2011. “El sistema educativo no produce tantos profesionales con conocimientos técnicos como se necesitan. De ahí que se empezaran a montar programas de entrenamiento rápido en los que se forma solo en lo que realmente va a tener que hacer el estudiante en su vida laboral. Se utiliza la palabra camp, campamento, por su connotación militar”, explicó.
  • El formato bootcamp ha tenido un enorme impacto en la educación, fundamentalmente en áreas tecnológicas, y han surgido compañías de formación basadas en él. Una de ellas es The Bridge, la que comanda Arce. “El cambio es enorme. En EE.UU. hoy hay tantos graduados de bootcamps como de universidades. El estudiante busca sobre todo empleabilidad en campos como la ciencia de datos, la programación, la usabilidad o la ciberseguridad. Fluye bastante bien el mercado de trabajo y tampoco nos han faltado alumnos. Lo que más ha costado es encontrar profesores”, explicó.
  • Detrás de The Bridge están Carlos Díaz Girol y Arce, además de dos socios financieros. El último en entrar es el fondo valenciano Atitlan, que ha desembolsado 5 millones de euros para poder participar en un negocio que ya está dando beneficios. “Nosotros montamos bootcamps con nuestra marca y excepcionalmente también lo hacemos para terceros, como en Bilbao con la BBK. La pandemia ha cambiado las prioridades de la gente y ahora nos llegan muchas personas con experiencias profesionales largas que quieren reciclarse hacia temas técnicos, por su mayor empleabilidad y posibilidades de teletrabajo. Nosotros lo que analizamos es si el estudiante tiene inteligencia computacional y una buena actitud”, explicó.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *