Ibon Arechalde y Estibaliz Barañano (Asimob): “Hemos desarrollado un sistema de visión artificial para el mantenimiento de las carreteras”

Ibon Arechalde (Bilbao, 1975) y Estibaliz Barañano (Bilbao, 1974) dirigen actualmente Asimob, una startup capaz de recorrer las calles y carreteras para, utilizando visión artificial, identificar todas las señales de tráfico y los baches. Es un servicio novedoso que tiene múltiples ventajas sobre los sistemas antiguos, que básicamente eran manuales, tal y como nos explicaron en esta entrevista.

  • Asimob se dedica a la automatización y digitalización de las inspecciones de las señales y los baches de las carreteras, un trabajo que hasta ahora se hacía (y se hace) manualmente. “Hay que tener en cuenta que en una ciudad como Bilbao hay 12.000 señales que no siempre han sido correctamente inventariadas. No es el caso de Bilbao, pero en algunas zonas es necesario previamente configurar por completo la situación actual de la carretera”, explicaron.
  • Para realizar esta labor, Asimob instala sensores de vibración en diversos puntos del vehículo que recorre las calles, una cámara en el parabrisas y un conector que examina diversos parámetros del vehículo como la velocidad. Ambos dispositivos transmiten datos a la nube, donde se procesa, a través de una SIM móvil. “Lo que más hemos trabajado es la visión artificial y la analítica de los datos. Hay que tener en cuenta que cuestiones como los baches pueden ser subjetivas y nosotros tenemos que objetivarlas”, explicaron.
  • Las ventajas de este sistema son el mantenimiento de inventarios, la mayor rapidez en la reacción cuando hay una deficiencia, el menor coste a medio plazo y la constancia en la revisión. “La frecuencia depende del nivel de tráfico de la carretera”, explicaron.
  • ¿Cómo surgió la idea? En verano de 2016 varios amigos ingenieros empezaron a evaluar cómo podían montar algo en el mundo del vehículo autónomo, con visión artificial. Su primera tentación habría sido crear algo dirigido al consumidor, pero temieron llegar demasiado rápido al mercado. Es así como se dan cuenta de que las carreteras tienen la ventaja de que parte del camino está ya hecho, porque están bastante digitalizadas. De esa reflexión surge Advanced Services in Mobility, sociedad con sede en Bilbao en la que participan como socios seis de ellos. “Beñat López, el CTO, e Ibon Arechalde trabajábamos juntos en un laboratorios de ensayo de Tecnalia por lo que estábamos acostumbrados a captar datos y analizarlos”, explicaron.
  • El desarrollo del producto ha llevado un par de años, hasta que en verano de 2019 lo tenían listo para empezar a hacer un par de pruebas pilotos. Una de ellas, con el Ayuntamiento de Bilbao, ha recorrido las calles de dos barrios de la capital vizcaína, “que tenían un inventario bien llevado”. Otro, con la empresa de conservación de carreteras Alvac, se ha centrado en vías interurbanas, en las que es fácil que aparezcan nuevos pasos de peatones o señales. Ambos pilotos han generado resultados que se van a presentar en sendos congresos y han servido para captar los primeros clientes. “Convencimos a la Diputación de Gipuzkoa para monitorizar el día a día de unas obras, que el vehículo recorre a diario”, explicaron.
  • ¿Cómo les ha afectado el coronavirus? Mal por una parte, porque ha paralizado las labores comerciales. Pero bien por otra porque ha mostrado las ventajas que tiene realizar el examen de las carreteras de manera remota. “Es un cambio de paradigma. Se ha demostrado que no solo aportamos eficiencia sino también la ventaja de poder reportar la información al cliente final sin que él tenga que estar físicamente presente”, explicaron.
  • Con el regreso a la normalidad esperan que la demanda de sus servicios explote. Y especialmente a medida que los pliegos de los concursos públicos vayan incluyendo la exigencia de revisar las señales y baches con mucha frecuencia. “Esperamos también poder volver a las ferias de tecnología de tráfico, que es donde está el prescriptor de nuestros servicios. A nivel internacional, seguramente iremos de la mano de grandes constructoras españolas, que tienen negocios por todo el mundo”, explicaron.
  • ¿Más productos? Asimob ya está desarrollando un sistema capaz de detectar nieve o hielo en la carretera. “Si conseguimos dar un servicio con inmediatez, la demanda no tardará en llegar”, apuntaron.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *