Ibermática: así fracasó, hasta desaparecer, la joya tecnológica vasca

En una entrevista en Estrategia Empresarial en el año 2000 el entonces presidente de Ibermática, José Luis Larrea, apostaba por cuadruplicar el tamaño de la empresa para 2008. De la mano de Internet, en los cuatro años anteriores había conseguido doblar su facturación hasta superar los 100 millones de euros. Pero a partir de 2000 la consultora informática vasca empezó a resquebrajarse en un proceso largo que ha concluido esta pasada semana con su definitiva venta a Ayesa. En 2021 apenas ingresó 276 millones de euros. ¿Qué ha ocurrido?

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)