Iberia vuela entre Madrid y Bilbao con biojet de Petronor

Iberia ha realizado este miércoles el primer vuelo, un Madrid-Bilbao, con el biojet con residuos fabricado por Petronor desde agosto. El lote producido consta de 5.300 toneladas de combustible y evitará la emisión de 300 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Los residuos utilizados tienen origen nacional y proceden de la industria agroalimentaria. En este proceso se apoya a las pymes: el productor del residuo es la empresa Lipsa en su planta de refino de aceites y grasas de Barcelona; y la empresa Oleofat, ubicada en Navarra, ha realizado el pretratamiento necesario para adecuar la calidad del residuo a los procesos de refinería.

El pasado 14 de julio la Comisión Europea presentó el paquete de medidas Fit for 55, que incluye la iniciativa RefuelEU Aviation, cuyo objetivo es impulsar la oferta y demanda de combustibles de aviación sostenibles en la Unión Europea, alcanzando un uso del 2% en 2025, del 5% en 2030 y del 63% en el año 2050. De este modo, se reduce la huella ambiental de la aviación, un campo en el que es complejo recurrir a la electrificación, al tiempo que se contribuye a la consecución de los objetivos climáticos de la Unión Europea.

Para fabricar biojet a partir de residuos es necesaria una tecnología que sea capaz de transformarla en un líquido de propiedades idénticas a las del queroseno convencional y que sea compatible con los motores que actualmente utilizan los aviones. Las rutas de fabricación de biojet deben estar aceptadas en las exigentes especificaciones técnicas
internacionales y debe mezclarse con el JET A1 convencional respetando los límites máximos establecidos en las especificaciones técnicas.

La ruta aplicada en el lote utilizado en este vuelo es la que dispone de la tecnología más madura y, en la práctica, es la que puede suministrar SAF (Combustibles Sostenibles de Aviación, por sus siglas inglés) en cantidades industriales. La mezcla máxima aceptada es de un 5% para poder cumplir con los requisitos de calidad establecidos por las especificaciones internacionales.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *