¿Ha cerrado el mus online?

¿Qué pasa cuando una web pierde su dominio? Deja de funcionar. Es lo que aparentemente le ocurrió hace unos días a Juegon, una plataforma de juegos online que permitía participar en partidas de mus, tute, parchís o dominó. Sus numerosos (y veteranos) usuarios no tardaron mucho en mostrar su indignación por la desaparición de una página en la que pasaban largos ratos.


“Han dejado a la gente tirada, me sabe mal por algunos que se pasaban la vida ahi metidos, varias horas al día, juegon era su vida”, explica uno de los que mejor conocían esta plataforma. Lo cierto es que es imposible averiguar si lo que ocurrió fue un simple accidente o algo más grave: los teléfonos que figuran en el registro de dominios no están operativos, los mails de la web tampoco.

Interocio Digital parece hoy una empresa fantasma (¿podríamos decir “pirata”?). Nació como Gamepro en plena burbuja con una importante inversión de capital-riesgo, llegó a facturar un millón de euros en 2002 pero entró en suspensión de pagos en 2005. Como generaba ingresos, fue traspasada a otra sociedad de su promotor, Imanol Ibarrondo. De Gamepro pasó a Interocio Digital, en ambos casos con sede en el Arenal bilbaíno.

Ibarrondo, que hoy se dedica al coaching deportivo, ya no da la cara. Y es extraño, porque cuando montó la empresa no dudaba ni un segundo a la hora de responder a los periodistas que le cuestionaban por la que entonces fue firma pionera de los videojuegos a nivel estatal. Algunos de sus ex empleados brillan hoy con luz propia en otras empresas como Ludei.

Tras la suspensión de pagos, desaparecieron del capital tanto el Gobierno Vasco como Orange, sus dos grandes socios. Ibarrondo buscó entonces un modelo de negocio más estable (hasta entonces solo ingresaba vía publicidad) basado en cobrar a los usuarios por servicios premium. A partir de ese momento, los juegos se podían utilizar gratuitamente durante unos minutos pero después había que pagar mediante SMS.

Muchos usuarios se rebelaron contra el nuevo sistema y la audiencia de Juegon cayó sustancialmente. Además, por aquel entonces surgieron muchos competidores, como Mundijuegos, el actual líder del sector. Por si fuera poco, Ibarrondo abandonó teóricamente su liderazgo y los mejores programadores se marcharon.

Desde entonces, se puede decir categóricamente que Juegon ha vivido de las rentas. Lo sorprendente es que todavía mantuviera usuarios, lo que demuestra una vez más que en Internet el que da primero da dos veces. Interocio Digital redujo capital en 2005 y en 2008 sustituyó su consejo de administración por dos administradores solidarios: Imanol y Unai Ibarrondo Garay. Hasta hoy.

16 Comments

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *