Guerra abierta en Kutxabank: ¿por qué?

Es evidente que en Kutxabank se ha declarado una guerra sin cuartel entre los actuales y los anteriores gestores. Se supone que empezaron los primeros revelando, vía nota de prensa, que Mario Fernández había acordado un pago mensual de 6.000 euros al socialista Mikel Cabieces y el segundo ha respondido, con la inestimable colaboración de El Correo, dando a conocer el sueldo de Gregorio Villalabeitia. Los disparos han continuado con informaciones sobre los fondos aportados al centro de investigación de Ibarretxe o a la remodelación de los estadios de Athletic y Real Sociedad. La batalla durará todavía unos días y la reputación de la entidad saldrá malherida. La gran pregunta es ¿por qué se ha declarado esta guerra?

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín: