Gerard Vidal (Enigmedia): “Con una caja solucionamos los problemas de seguridad de una instalación industrial”

Gerard Vidal (Lleida, 1982), doctor en física e ingeniero en telecomunicaciones, aterrizó en Euskadi de la mano de Scientifica, un spinoff de AVS que fabrica maquinaria para científicos. Pero lo que realmente quería es emprender, así que no tardó mucho en poner en marcha en Donostia Enigmedia, una startup que ha ido evolucionando hacia la ciberseguridad de instalaciones industriales a través de una especie de “caja” que libera a los responsables de sus clientes de cualquier preocupación.

Esto es lo más interesante que nos contó en la entrevista que le hicimos:

  • La idea inicial de Enigmedia surge de la tesis doctoral de Vidal, centrada en la teoría del caos y en la que descubrió una nueva tecnología de cifrado. Básicamente, la conclusión a la que llegó este emprendedor es que hay un umbral de datos por debajo del cual nadie puede acceder a la información de un sistema. “Como teníamos algo disruptivo, decidimos montar una empresa para comercializarlo. El problema grave es que una tecnología que mola no significa que haya un mercado para utilizarla. Lo cierto es que nos equivocamos”, admitió.
  • Pese a este error inicial, Vidal y su equipo no desistieron. Estaban tan convencidos del potencial de su tecnología que decidieron apuntar a un mercado distinto. Si Enigmedia se dirigió inicialmente a cifrar las comunicaciones de vídeo, posteriormente pivotó hacia el ámbito industrial, donde hay muchos más clientes con necesidades de seguridad. “El mercado al que apuntamos al principio era muy pequeño. Si hubiéramos tenido el covid entonces, la percepción habría cambiado. Hay que tener en cuenta que entonces competíamos con gigantes como Skype. Sin embargo, en el mundo industrial vimos un mercado enorme porque sus sistemas son muy antiguos, cada vez están más conectados y no pueden parar, por lo que la seguridad resulta vital”, explicó.
  • Dadas las circunstancias especiales de las instalaciones industriales, Vidal y su equipo decidieron que su solución debería comercializarse a través de un hardware fácil de colocar y mantener. Se trata de una “caja” que vale unos 4.000 euros y que incluye un gateway que criba los accesos como si fuera una especie de semáforo y un software desarrollado por Enigmedia que se encarga del cifrado. “Aumentar la seguridad en estos entornos que no pueden parar es un dolor de muelas. Lo que hacemos es introducir una capa de cifrado de todas las comunicaciones para que el atacante no sepa dónde pega. Ponemos varios equipos en cada red. Cobramos por la caja y por el mantenimiento, que hacemos en remoto. No es caro, la implementación es rápida y se ahorran muchos problemas”, explicó.
  • Para comercializar su sistema, Enigmedia ha optado por las alianzas con multinacionales de automatización industrial que ya trabajan con grandes clientes, como Schneider Electric. La principal ventaja, además de la cercanía al usuario final, es el conocimiento de los procesos de producción de cada planta, lo que acelera la identificación de los puntos más críticos. “Nuestra vocación es de producto. Ahora ya estamos pensando en ataques cuánticos, que entre cinco y diez años van a estar disponibles. El problema es que nos hemos acostumbrado a que todo sea medido y que se mantenga con la información generada en tiempo real, por lo que la ciberseguridad es ya fundamental en casi todos los ámbitos”, apuntó.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *