Garzón y la investigación del chivatazo a ETA

La Sala Segunda de la Audiencia Nacional estima que el caso del chivatazo a ETA es de “una gravedad sin precedentes en la historia de lucha contra el terrorismo en España” obra de funcionarios de policía que incurrieron en “un delito de revelación de secreto, y a su vez de colaboración con banda armada”.

Parece ser que el ilustrísimo Baltasar Garzón no ha estado ejerciendo sus deberes de juez de una forma tan diligente como debiera. Tal vez se ha estado distrayendo con otras cuestiones o, simplemente, tenía motivos para llevar a cabo una instrucción lenta y sesgada.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)