Galán asegura haber recibido presiones para trasladar la sede de Iberdrola a Madrid

Al presidente de Iberdrola le ha podido la soberbia en su entrevista con XL Semanal, el suplemento dominical de Vocento. Aunque en general mantiene un tono propagandístico, con el evidente objetivo de vender que su empresa es líder mundial en energías renovables, en un momento reconoce haber recibido presiones para trasladar la compañía a Madrid. “Tenemos la sede en Bilbao por empeño mío”, explica.

Sabíamos que se ha empujado a muchos profesionales a dejar la capital vizcaína para traslarse, con sus familias, a Madrid. También que el flamante nuevo campus de la empresa está en Guadalix de la Sierra. O que Galán ya solo visita Bilbao para asistir a las juntas generales.

En el lado positivo, hay que reconocer que Iberdrola sigue manteniendo a un directivo con plaza fija en Bizkaia, el de compras, probablemente porque es en Euskadi donde están una parte importante de sus proveedores. También que la torre que lleva su nombre es hoy un icono de Bilbao que levanta cada mañana el ánimo de los vecinos de la ciudad otrora capital financiera.

Sin olvidar que Galán fue el principal defensor de la compañía cuando Florentino Pérez trató de asaltarla para después despiezarla y llevarla a la irrelevancia. Pero lo que desconocíamos era que el ejecutivo salmantino había tenido que enfrentarse personalmente a todopoderosos (se entiende que menos que él) que querían trasladar la sede a Madrid.

¿Quién planteó a Galán semejante barbaridad? Si le preguntamos a Pedro Luis Uriarte, nos dirá que esta idea era parte del maquiavélico plan de Aznar para eliminar de un plumazo todo aquello que era relevante en la economía vasca. Nosotros más bien creemos que esta afirmación es parte del guión que los asesores entregaron al presidente de Iberdrola para mantener unas buenas relaciones con los gobernantes y, sobre todo, los accionistas que todavía viven en Bilbao.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *