Urge una reflexión seria sobre la fusión de las cajas

El respaldo a los opositores a la fusión de las cajas vascas de una parte importante (el 35% directamente) de los compromisarios que representaban a los clientes de la Caja Vital obliga a reflexionar seriamente sobre el proceso de integración. Seguir por el camino emprendido hasta ahora, como si nada hubiese cambiado, no es la mejor idea. Está claro que hay muchos clientes de la Vital que quieren seguir trabajando con su caja y no con otra unificada.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)