François Derbaix (Indexa y Bewater): “Los bancos tienen unos niveles de costes tan altos que van a ser incapaces de renovarse”

François Derbaix (Mons, Bélgica, 1974) lleva 20 años en Madrid, ciudad a la que vino a emprender, primero en el sector turístico y después en el financiero. Ha fundado e invertido en tantas startups que tiene ahora una visión privilegiada del sector fintech. “Los bancos tienen unos niveles de costes tan altos, que no van a ser incapaces de renovarse”, opinó en la entrevista que le hicimos.

Más cosas que nos contó:

  • Su trayectoria emprendedora comienza en 2000 cuando crea junto a su mujer, Marta Estévez, TopRural, un portal para reservar casas rurales. Después montaría Rentalia para alquiler vacacional en general. Las dos empresas se vendieron prácticamente a la vez en 2011, una a HomeAway y otra a Idealista. ¿Cómo sobrevivieron a la crisis de las puntocom? Con financiación propia y ventas desde el primer momento, dos claves que Derbaix defendió varias veces durante la entrevista. “De la crisis actual van a salir buenos proyectos. Es más difícil emprender en estas circunstancias, pero el que sobreviva saldrá más reforzado”, apuntó.
  • Con el dinero ganado con las ventas, Derbaix decidió convertirse en inversor. Entre otros proyectos, apuesta por SoySuper, un comparador de supermercados fundado por su mujer. “Con el tiempo me he dado cuenta de que prefiero emprender que invertir, porque me atraen mucho la creación y el diseño y desarrollo del producto. Como inversor te manchas menos pero no es tan gratificante. Y la mayor parte del tiempo tienes que decir no, porque solo inviertes en el 1% de los proyectos que te llegan”, explicó.
  • Su etapa como inversor le permitió constatar que los business angels tienen una enorme necesidad: la liquidez. “Les resulta fácil entrar en las startups pero no tanto desinvertir, porque son compañías que no cotizan. En EE.UU., sin embargo, hay más movimiento. Es así como se me ocurre la idea de Bewater Funds, unos fondos que permiten a los inversores venderse entre sí sus participaciones en las empresas en las que han invertido”, explicó.
  • Derbaix tenía configurado el modelo de Bewater Funds en 2014 e incluso pudo reclutar dos socios. Uno es el Unai Ansejo, un joven físico inquieto que ya andaba desarrollando negocios fintech por su cuenta, y el otro es Ramón Blanco, un experimentado financiero que ya había creado SelfTrade (actual Selfbank). “A Unai le conté el proyecto por Skype y decidimos montarlo juntos. Salimos en Cinco Días diciendo que habíamos creado una bolsa para startups y en pocos días nos llegó una cartita del Departamento de Sanciones de la CNMV. Nos costó cuatro años resolver estos problemas regulatorios. Tuvimos que poner el proyecto en pausa y adaptar la propuesta. Nadie estaba haciendo algo similar en Europa. Fue una idea de bombero, demasiado original para el momento”, recordó.
  • Esta larga pausa tuvo un efecto positivo. Ante la falta de trabajo, Derbaix decide dar prioridad a uno de los proyectos que tenía en mente Ansejo: lo que hoy es Indexa Capital, un gestor de carteras de fondos indexados y planes de pensiones. “La idea era menos original y, a la hora de emprender, esto resulta mejor porque significa que ya hay mercado. Además, no teníamos problemas regulatorios porque es una actividad que ya hacían las agencias de valores. Nuestra disrupción ha consistido en introducir una automatización total que reduce los costes sustancialmente. Y como consecuencia, damos mayor rentabilidad”, explicó.
  • Indexa nació en 2015 y ha crecido incluso más rápido de lo previsto inicialmente. Hoy tiene 23.000 clientes, con 1.600 nuevos cada mes y gestiona 440 millones de euros que no dejan de crecer. Y Derbaix se dedica en cuerpo y alma a esta startup, hasta el punto de que no es raro que sea él mismo quien chatea con los clientes que necesitan asistencia. “Me he quitado de otras cosas y ahora dedico la mayor parte de mi tiempo a Indexa y a Bewater, explicó.
  • La actividad de Indexa, que ha sido replicada por otras tres startups, compite directamente con la de los bancos convencionales. Aunque Derbaix cree que hay sitio para todos en un sector que gestiona 350.000 millones de euros, también opina que las entidades financieras tradicionales tienen un futuro poco halagüeño. “Tienen unos niveles de costes tan altos que no van a ser capaces de renovarse. El banquero te vende lo que le da mayores comisiones y nosotros te decimos lo contrario y cobramos cinco veces menos a nuestros clientes. Han lanzado propuestas defensivas con comisiones más bajas pero siempre superiores a las de Indexa. Protegen su terreno recurriendo a la regulación, pero nuestro modelo es el ganador a largo plazo. Es cierto que hoy somos insignificantes, pero nuestro crecimiento es más que exponencial y en cuatro años tendremos medio millón de clientes”, explicó.
  • ¿Y qué ha sido de Bewater? Una vez resueltos los problemas regulatorios, pudieron activar la startup, que hoy lidera Ramón Blanco. Bewater crea fondos para invertir a largo plazo en startups con cash flow positivo que o ganan dinero o están a punto de llegar al break even y tienen crecimientos de entre el 30 y el 100%. Otros requisitos son que tengan un pacto de socios y las cuentas auditadas. “Cogemos participaciones minoritarias y tenemos vocación de quedarnos hasta que se vendan o nos saquen, aunque los inversores pueden vender internamente en cualquier momento. Tenemos 30 clientes inversores y 10 startups invertidas. La mayor parte son digitales, aunque nos gustaría entrar también en otros sectores”, explicó.
  • Lo más apasionante de Derbaix es que no se para. Tras Bewater Funds e Indexa reconoce que vendrán más proyectos. Ahora está especialmente atento al mundo de los seguros y ha empezado a probar con uno de vida, que comercializan vía Indexa con un coste casi un 50% inferior al habitual. “Los márgenes de distribución son enormes. La oportunidad es tan grande como en finanzas, pero es más difícil el acceso porque hay que tener un capital mínimo de 4 millones de euros para empezar”, explicó.
  • ¿Sigue invirtiendo en startups? Muy poco. Solo una vez año año y cuando conoce personalmente al emprendedor. Es el caso de Devengo (Fernando Cabello) o Microverse (Ariel Camus). “Confío en ellos y puedo invertir antes de que haya métricas”, explicó.
  • Otra faceta menos conocida de Derbaix es su pasión por la transparencia y la participación ciudadana. En este campo alaba lo que está haciendo la Fundación Civio, ahora liderada por David Cabo y Eva Belmonte. “Divulgan lo que sale en el BOE y meten presión a los políticos con herramientas como el Indultómetro”, explicó.
One Comment

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *