Flixbus empieza a competir con Alsa a través de rutas internacionales

Las rutas de autobús dentro del Estado son monopolios o duopolios (caso de la Donostia-Bilbao) por concesión administrativa, pero a la hora de viajar al extranjero hay plena libertad. Esto explica por qué la compañía alemana FlixBus ya está operando en las principales capitales vascas con rutas que las unen con Burdeos, Toulouse, París o Biarritz.


A diferencia con lo que ocurre dentro de España, donde los precios son fijos, estos viajes a Europa cambian mucho de tarifa en función del día o la hora. Así, es posible comprar billetes a París por menos de 30 euros, con lo que sale más barato este recorrido de 1.000 kilómetros que uno a Madrid (400 kilómetros). ¡La competencia es buena! (para el cliente, no para Alsa).

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín:

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.