Finlandia se convierte en la meca mundial de los juegos para móviles

Angry Birds
Angry Birds (Photo credit: Wikipedia)

Parecía que Europa se estaba quedando apartada de la revolución de las startups hasta que en Finlandia aparecieron Rovio y Supercell. Estas dos compañías, cuya valoración supera los 2.000 millones de dólares (cada una) y algunos multiplican hasta los 9.000 millones, han marcado un punto de inflexión en un país hasta ahora marcado tecnológicamente por ser la cuna del hardware móvil (Nokia) y del software libre (Linux y MySQL). A Rovio le va tan bien que ya tiene hasta compite en cine con los grandes de Hollywood y ha puesto su marca a un parque temático.


Además del éxito de estas dos empresas, que han producido hits como Angry Birds, Hay Day o Clash of Clans, hay que mencionar a las múltiples startups creadas por algunos de sus antiguos empleados. Es el caso de Boomlagoon, Seriously o Next Games. Pero hay más compañías finlandesas que producen juegos y que tienen ya valoraciones superiores al millón de euros: Grand Cru, Nonstop Games, Applifier, Ovelin o Grey Area.

¿Qué ocurre en este país escandinavo? Por una parte, la influencia del ahora moribundo Nokia, que ha dejado una herencia de profesionales orientados hacia la movilidad y con una fuerte preparación técnica. Se habla incluso de 400 startups creadas por ex empleados del que fuera gigante móvil. Por otra, un elevado conocimiento de idiomas en un ecosistema relativamente pequeño pero muy interrelacionado y con fuerte presencia de fondos de capital-riesgo.

Y el éxito finlandés se está extendiendo a algunos países vecinos. Así, en Belorrusia ha surgido de la noche a la mañana Wargaming, una productora de juegos que ha sacado al mercado uno de los hits de la temporada: World of Tanks. No es todavía muy conocido en Europa Occidental pero está triunfando en Rusia.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *