Fernando Renedo (Reclamapormi) “Estaba en un despacho de prácticas sin cobrar y decidí buscarme la vida”

Fernando Renedo (Getxo, 1986) estudió derecho y empezó a trabajar en un despacho de abogados sin cobrar hasta que se dio cuenta de que tendría más futuro montándoselo por su cuenta. Es así como crea Reclamaciondevuelos.com, una web que permite a cualquiera gestionar online las reclamaciones jurídicas relacionadas con un retraso o una anulación de un vuelo.

Esto es lo más interesante que nos contó en la entrevista que le hicimos:

  • Salvo la parte más jurídica, Renedo empezó haciendo por sí mismo todo lo que requería su negocio. En Youtube se tragó varios tutoriales para crear webs a partir de wordpress y en algún foro descubrió que se podían poner comentarios en las noticias de la prensa para darse a conocer. “Yo siempre había sido muy reclamador y me di cuenta de que mucha gente estaba teniendo incidencias con vuelos que no eran atendidas por las compañías, pese a lo que exige la ley. Al principio todo era semi-manual. Los clientes me enviaban sus casos a través de un formulario y después les gestionaba yo sus reclamaciones. No invertía en publicidad pero apenas había competencia. El único problema que tenía era financiero, porque los casos tardan tiempo en resolverse y mientras tanto hay que ir haciendo frente a los gastos. Recuerdo haberle suplicado a mi madre 70 euros para renovar el servidor. Estuve a punto de abandonar varias veces. Menos mal que los primeros empleados eran conocidos mío y no ponían muchas pegas para que les pagara los sueldos con retraso. Como no tenía dinero, peleaba a muerte, no tenía otra opción que meter muchas horas para sacar el negocio adelante”, explicó.
  • Una vez asentado el negocio, Renedo fue haciendo mejoras para consolidarlo. Buscó un socio tecnológico y una agencia de marketing, contrató personal para apoyarle y fue creando modelos de incidencia hasta 250. “Nos costó tres años tener caja para hacer inversiones. Y cuando ya teníamos un negocio más o menos estable, llegó el covid y hundió un 80% las incidencias y, por tanto, las reclamaciones. Afortunadamente, para entonces ya habíamos creado una nueva web, Reclamapormi, dirigida a las reclamaciones bancarias, y que es ahora la que mantiene a la compañía. Nos dedicamos a todo lo que tiene ver con gastos de hipotecas, cláusulas suelo, tarjetas revolving… Siempre a éxito. Ganamos aproximadamente el 98% de los casos. El único problema es que muchos juicios se cobran a 800 días vista por lo que la caja sigue siendo un problema”, explicó.
  • A nivel tecnológico, la startup ha creado su propio CRM y ha automatizado diversos procesos. Su obsesión por aumentar el margen comercial de cada caso le lleva a tratar de incrementar la productividad a base de que el trabajo manual sea el menor posible. “Las llamadas son de las pocas cosas que no hemos podido automatizar. Ahora somos unas 45 personas en total, la mayor parte de derecho o empresariales. Damos mucha importancia a la atención al cliente y al análisis de los extractos bancarios de cada uno de ellos. De todas formas, no sabemos si esta empresa va a durar mucho o poco porque dependemos de la regulación. Por ello estamos ahorrando y mirando nuevos negocios. Sobre todo, las reclamaciones médicas. Examinamos sentencias para ver cómo resuelven cada caso y estamos hablando con médicos para ver cómo podemos encajar”, apuntó.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *