Es fundamental priorizar la compra pública de productos de startups locales

Durante un evento organizado por El Correo y Banco Popular, se quejaba Laureano Simón, presidente de la biotecnológica Progenika, de que el Gobierno Vasco no le compra sus productos y pedía que se priorice la adquisición pública “de las empresas locales que están en la vanguardia de la innovación”. Yo añadiría un factor más: las startups, que por su juventud lo tienen muchas veces casi imposible para acceder a concursos.


La verdad es que la contratación pública si a alguien privilegia es a las compañías más antiguas. No solo porque ya se conocen todos los trucos y los resortes del poder, sino también porque muchas veces en los propios pliegos se exigen facturaciones mínimas a lo largo de varios años.

Algunas veces está justificado, por las características del contrato, pero otras muchas no lo está y es solo una forma de limitar el número de licitantes. Sin ir más lejos, a una de mis empresas le ha afectado en un concurso convocado por Spri, la entidad del Gobierno Vasco encargada de promover el emprendizaje. Se trata de un concurso de un pequeño importe pero en el que se requerían varios años de existencia con altas facturaciones. Absurdo.

Si las administraciones quieren promover la existencia de startups, es muy importante que no solo las ayuden a ponerse en marcha sino también a consolidarse. Y eso pasa por que los gobiernos les compren sus productos, si son buenos, claro está. No puede ser que Laureano Simón se queje de que le resulta más fácil vender a la Sanidad alemana que a la española. Algo falla. Por si fuera poco, el Gobierno Vasco de Patxi López ha paralizado un plan que se estaba preparando para que esto no ocurriera.

Foto: Biobasque

2 Comments

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *