Enrique Solano (Quanvia): “Aspiramos a ser referente mundial en consultoría en computación cuántica”

Enrique Solano (Lima, 1964) se doctoró en física en Brasil y ha trabajado como investigador en tecnologías cuánticas e inteligencia artificial en Munich, Bilbao y Shanghai. Ahora está dando pasos como emprendedor y ha puesto en marcha dos compañías especializadas, Kipu Quantum y Quanvia, esta última con base en Bilbao y que aspira a ser referente mundial en consultoría en computación cuántica.

Esta es lo más interesante que nos contó en la entrevista que le hicimos:

  • Durante su estancia en la Universidad del País Vasco becado por Ikerbasque, Solano creó un grupo de investigación especializada que está detrás de varios emprendimientos en el campo de las tecnologías cuánticas. Persona altamente proactiva, ha formado a toda una generación de investigadores en unos momentos en que su campo de estudio todavía no tenía un alto reconocimiento. “Ahora las tecnologías cuánticas están en plena efervescencia, pero cuando empecé en los noventa te rechazaban los proyectos si mencionabas esa palabra. Nadie creía en ello. Nuestras ideas eran nuevas y no eran apreciadas en ningún sitio. Se consideraba metafísica, algo especulativo. El punto de inflexión se produjo primero cuando en Canadá apareció la empresa D-Wave y después cuando Google anunció una inversión de multimillonaria en este campo tras comprobar su potencial. Nosotros hemos tenido visión pero también hemos sido tozudos y resilientes. Hemos tenido que hacer muchas cosas sin financiamiento ni apoyo, trabajando en fines de semana”, recordó.
  • Las tecnologías cuánticas todavía tienen mucho recorrido, especialmente para emprendedores ávidos de nuevos territorios. De todas formas, Solano empieza a detectar un exceso de financiación en ciertas startups, lo que explica de alguna manera el modelo de Quanvia. “Muchas empresas se han diseñado para hablar del futuro y de esa forma escaquearse de la responsabilidad de hacer productos útiles a día de hoy. En Quanvia, que es un spinoff de la UPV, partimos de productos conceptualizados a lo largo de toda una carrera investigadora. Vimos que las empresas se estaban aprovechando de toda esa investigación de años para hacer negocio y, pese a la resistencia inicial a emprender, hemos decidido crear y vender en el mercado cosas validadas”, explicó.
  • Quanvia, que ha cofundado junto a Jesús Domínguez y José Rigol, ofrece consultoría en tecnologías cuánticas e inteligencia artificial, además de formación para cuadros directivos. Sus clientes están en los sectores financiero, químico, biomédico e institucional. “Nos llama especialmente la atención el mundo de la biomedicina por las posibilidades de la cuántica para acelerar todo el proceso de diagnóstico e investigación de nuevos fármacos. Ya hoy en día la mayoría de las medicinas y productos químicos nuevos surgen de algoritmos de inteligencia artificial en los que geometría y estructura de moléculas han de ser analizados de forma masiva. Con ordenadores convencionales es casi imposible y ahí interviene la cuántica. En Quanvia tenemos ya modelos y algoritmos que pueden aprovechar las empresas. Aspiramos a ser referente mundial en consultoría en computación cuántica”, añadió.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *