Enrique Areizaga (GPONDoctor): “Estamos en un mercado de nicho que exige altas inversiones en I+D”

Enrique Areizaga (Bilbao, 1964) es físico y trabajó varios años en lo que entonces era Robotiker (y hoy Tecnalia) antes de cofundar una empresa que comercializa una tecnología que hoy se utiliza en medio mundo para comprobar la calidad del hardware conectado a la fibra óptica. GPONDoctor es uno de esos líderes ocultos que operan en un nicho en el que figuran entre las principales compañías a nivel internacional. En su caso, el secreto radica en la elevada inversión previa en I+D.

Esta es su historia:

  • La tecnología que comercializa GPONDoctor se gesta en el seno de Tecnalia por un encargo de la firma aragonesa Telnet Redes Inteligentes. Aunque su destinatario final era Telefónica, Areizaga y sus compañeros de laboratorio vieron pronto que había muchas más empresas interesadas. “Nuestro objetivo era comprobar que todos los dispositivos conectados a la fibra óptica funcionan correctamente. Y lo conseguimos de tal manera que, de la mano de esta tecnología, Telefónica se convirtió en referente mundial en calidad de servicio. Fabricantes como Nokia o Huawei la querían emplear para comprobar la interoperabilidad de su hardware”, explicó.
  • Areizaga y sus compañeros decidieron pronto que la mejor opción para aprovechar la demanda de los equipos que habían diseñado pasaba por crear una empresa. Pero previamente era preciso negociar con Tecnalia y con Telnet, copropietarios de la tecnología. “Nos costó mucho llegar a un acuerdo. Fue más fácil con Telnet, que se conformaba con seguir fabricando, que con Tecnalia, que quería un retorno. Al final salimos tres personas de Tecnalia y montamos una empresa de nueva creación, aunque el centro tecnológico nos sigue apoyando en el I+D. El proceso fue duro, porque teníamos poca experiencia empresarial. A nuestro favor jugaba que apenas había competidores porque esta tecnología es de nicho y porque tiene una barrera de entrada muy alta en la inversión requerida”, explicó.
  • Con la empresa ya montada, a Areizaga y sus compañeros les tocaba captar clientes. Y a la vista de los resultados, no lo han hecho mal: 70 compañías de 30 países entre las que figuran grandes operadores y fabricantes de hardware. “Nuestra ventaja competitiva es el servicio postventa. Hasta el punto de que vendemos mucho por videoconferencia. Apenas participamos en ferias y hacemos pocos viajes. Invertimos también en contenidos de vídeo y formativos para nuestra web, Linkedin y Twitter. Al principio pensamos captar fondos externos para dedicarlos a la comercialización, pero hemos desistido. Seguimos siendo tres personas y nos apoyamos en distribuidores, además de Tecnalia y Telnet. Facturamos unos 600.000 euros al año”, explicó.

Add a Comment

Your email address will not be published.