El odio a Eroski y el caso Torrelodones

eroskiA raíz de la sentencia que condena a la periodista Cristina López Schlichting por decir en la Cope que Eroski había financiado la fianza de Arnaldo Otegi, he recordado los problemas que la cooperativa vasca está encontrando en Madrid. En su día tuvo que reducir a la mitad su primer hiper de la zona, situado en Alcobendas, y más recientemente ha tenido que “traspasar” uno entero, el de Torrelodones.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)