El fracaso de las maquiladoras vascas

El gobierno de Patxi López tuvo varias revelaciones marianas. Una de ellas fue la de que se podía levantar la industria vasca a base de enchufar dinero público que permitiera fabricar en Euskadi con descuentos de precios. Evidentemente, el montaje duró lo que aguantaron las subvenciones y el capital de la Spri. De ahí que las dos grandes maquiladoras (término utilizado especialmente en la frontera norte de México para hacer referencia a las plantas que producen para firmas de EE.UU.) gestadas en esa época, Vicrila y CEL Technologies, estén hoy al borde del cierre.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)

Términos empleados para llegar hasta aquí: