El Corte Inglés confunde Internet con sus grandes almacenes y abre corners para marcas de moda

el_corte_inglesHubo un tiempo en que El Corte Inglés, merced a su marca, era el líder del comercio electrónico en España. Ese título se lo quitaron primero las aerolíneas y agencias de viajes online y posteriormente una larga lista de especialistas de cada sector y, sobre todo, Amazon y Zara. El mastodonte quiere ahora volver a recuperar brío (e ingresos) abriendo corners en su web para marcas de moda.


Me temo que ha confundido sus grandes almacenes, en los que tiene un enorme poder derivado de su excelente ubicación en muchas ciudades españolas, con Internet. En las calles, El Corte Inglés hace tiempo que decidió convertirse en un mero promotor inmobiliario que alquila espacios a las grandes enseñas, pero en la Red las cosas funcionan de otra manera.

La web de esta empresa hoy es una más en el universo de Internet. Donde realmente se disputa la batalla por la captación de la atención de los internautas es en Google, en ese gran hub del comercio electrónico que es Amazon y, para moda, en Facebook e Instagram. Su clientela se ha hecho mayor y es raro que utilice la Red para vestirse y mucho menos que lo haga en la web de El Corte Inglés. Las jóvenes prefieren ver vídeos en Youtube y comprar lo que se ponen las influencers.

Es cierto que Amazon ha creado tiendas virtuales para Hackett, Desigual y Pepe Jeans, pero El Corte Inglés no le llega ni a la rodilla al gigante norteamericano. Según Alexa, elcorteingles.es ocupa una meritoria posición 57 en España pero amazon.es está en la quinta plaza, sustancialmente por delante. Como reconociendo esta inferioridad, en sus presentaciones comerciales el propietario de los grandes almacenes cifra en 227 millones sus visitas al año, cuando el estándar del sector es la medición mensual.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *