El Centro Internacional de Emprendimiento de Torre Bizkaia abrirá en setiembre con el BBVA como inquilino, entre otros

El Centro Internacional de Emprendimiento que la Diputación de Bizkaia quiere gestionar en la antigua torre del BBVA abrirá finalmente en setiembre bajo el nombre de BAT, B Accelerator Tower. Los primeros inquilinos serán grandes corporaciones locales de los sectores de energía, finanzas, industria y telecomunicaciones y algunas empresas, más pequeñas, de construcción y alimentación. Las grandes novedades son que el BBVA regresa a la torre para fomentar la creación de startups y que también entra una firma austriaca de sistemas de tráfico inteligentes, Kapsch.

Este es el listado completo de inquilinos:

  • Energía: Iberdrola, Petronor, Repsol, Nortegas, Elecnor, Ormazabal y Arteche
  • Finanzas: Kutxabank y BBK, BBVA, Santander, Laboral Kutxa, CaixaBank y Sabadell
  • Telecomunicaciones y tecnología: Euskaltel, Telefónica, Ibermática, Gertek, Kapsch (firma austriaca que desarrolla sistemas de tráfico inteligentes) y Retabet
  • Industria: CAF, Mondragón Corporación y Tubacex
  • Construcción: Euskontrol, Viuda de Sainz y Altuna y Uria
  • Alimentación: Eroski, Kaiku y La Salve

¿Qué pintan estas empresas en un espacio reservado a priori para startups? Estas son las diversas casuísticas:

  • Algunas solo estarán allí para figurar, porque son empresas que quieren mantener buenas relaciones con las instituciones locales. Es el caso de todas las financieras y de gran parte de las de telecomunicaciones y construcción.
  • Algunas están realmente interesadas en curiosear lo que hacen las startups, como puede ser el caso de las energéticas.
  • Hay algún caso excepcional en que estas empresas, a las que muchas veces se denomina tractoras, tienen un componente tecnológico muy elevado que les lleva a desarrollar proyectos de intraemprendimiento. Es especialmente el caso de Retabet. Lamentablemente, son la excepción.

¿Cuáles se echan de menos? Llama especialmente la atención la ausencia de los dos gigantes de automoción con sede en Bizkaia (CIE Automotive y Gestamp), además de Bridgestone, probablemente porque la Diputación ya les puso una alfombra roja en el AIC de Amorebieta y no pueden estar en todas partes. En el lado de las constructoras, sorprende que no se haya podido convencer ni a Amenabar ni a Neinor ni a Inbisa.

En el de la alimentación, se echa de menos al gigante conservero Garavilla y a dos multinacionales con sede en Bizkaia como Coca-Cola y Unilever. En el energético faltan Ingeteam y Sener. Y en el industrial no están ArcelorMittal ni todas las vidrieras de Llodio. Sorprende también la ausencia completa del sector farmacéutico, hoy denominado biotech, probablemente porque está concentrado en otras infraestructuras públicas situadas en Zamudio.

Las estrellas de la presentación eran, en cualquier caso, el diputado general Unai Rementeria, que se vuelve a mojar personalmente con este tema, y PwC, el intermediario que ya está gestionando toda la logística de esta nueva infraestructura. Rementeria y Gonzalo Sánchez, el presidente de esta consultora a nivel estatal, iban con corbata y quitaron un poco de glamour emprendedor al acto.

El reto es muy grande. Diputación y PwC aspiran a centralizar el emprendimiento en un solo punto de Bilbao y a conectarlo con otros “hubs” del mundo. El segundo objetivo es mero humo, porque las conexiones de verdad las establecen los promotores de las startups y suelen ser más informales que otra cosa.

El primero es factible pero no servirá para nada si no hay cantera de emprendedores o se consigue atraerlos de otros lugares del mundo. Cuando menos, a partir de setiembre, Bizkaia tendrá una especie de Lezama del emprendimiento con grandes nombres corporativos que puede servir de emblema para que en el territorio se genere más interés por crear startups y apoyarlas.

Add a Comment

Your email address will not be published.