El accidente del Boeing 737 de Ethiopian y la crisis de Norwegian echan por tierra el proyecto de unir Bilbao con Boston

Hace apenas dos años, Norwegian mantenía su objetivo de ofrecer una ruta aérea directa entre Bilbao y Boston con aviones Boeing 737 MAX, con capacidad para 180 pasajeros. Sin embargo, el grave accidente de una de estas naves de Ethiopian Airlines y la crisis de la propia compañía noruega le han llevado a cancelar este y otros planes similares.

Y es que Norwegian, al igual que otras aerolíneas, ha cancelado todos sus vuelos con Boeing 737 MAX, que tenían la ventaja de su pequeño tamaño, gran autonomía (6.700 kms.) y bajo consumo. La suspensión de conexiones con 18 aviones se ha sumado a la crisis que ya padecía la compañiá noruega desde que en 2018 IAG cancelara sus intenciones de comprarla.

Norwegian dio a conocer sus intenciones de unir Bilbao y Boston por el aire en 2014 y las confirmó en 2017. En principio, los primeros vuelos deberían haber estado en marcha a finales de 2019 a medida que su flota de Boeing 737 MAX8 fuera aumentando.

De hecho, empezó a utilizar estas aeronaves desde varias ciudades de Irlanda y Reino Unido y estableció una base en Boston. “Se trata de un aparato de fuselaje estrecho (mediano tamaño) que se adaptaría muy bien a las necesidades de Loiu para un vuelo transoceánico. Podría despegar sin problemas desde los 2.600 metros de longitud de la limitada pista de La Paloma”, explicaba el portavoz de Norwegian en 2017.

Los planes encajaban perfectamente con el eterno deseo bilbaíno de tener vuelos transoceánicos, un objetivo que estuvo muy cerca de hacerse realidad de mano de Iberia con Miami durante la década pasada. Sin embargo, el batacazo de Boeing con este avión ha trastocado, una vez más, este anhelo.

Etiquetas:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *