El abogado vasco Eduardo Ustaran advierte que Google y Facebook acabarán cobrando a sus usuarios europeos

El abogado alavés Eduardo Ustaran, uno de los más reputados del mundo, ha lanzado una clara advertencia para las autoridades de la UE: si se endurece la legislación de protección de datos, Google y Facebook no tendrán más remedio que cobrar a sus usuarios europeos. Y es que los modelos de servicios gratuitos por Internet se basan precisamente en utilizar comercialmente la información personal de sus usuarios.


Las mayores restricciones al uso de esos datos que pretende introducir la Comisión Europea tendría como consecuencia que el negocio de Facebook o de Google (a través de Gmail) sería inviable. No les quedaría entonces otra opción que estudiar otros modelos de ingresos y fundamentalmente la tarificación a sus usuarios.

Ustaran, que nació en Vitoria en 1969, es el responsable de Privacidad del bufete británico Field Fisher Waterhouse, del que también es socio. Estudió Derecho en la Universidad de Navarra, ha ejercido siempre en el Reino Unido, donde el año pasado fue elegido uno de los 100 abogados más influyentes.

Dentro de su labor figura precisamente el asesoramiento a multinacionales como Google o Facebook (citó precisamente a estas dos en una entrevista que le hicieron en El Correo hace un año) en el cumplimiento de la cada vez más estricta legislación europea de protección de datos. Por ello, sus opiniones al respecto están bastante influidas por los intereses de sus clientes. “Trabajamos con empresas que en realidad son empresarios muy creativos que buscan maneras de utilizar la información que generamos”, reconocía a El Correo.

En el lado completamente opuesto de Ustaran se sitúa otro vasco, Joaquín Almunia, comisario europeo de Competencia y uno de los mayores dolores de cabeza de Google. Y es que el ex secretario general del PSOE está estudiando la posibilidad de imponer a la multinacional una serie de restricciones en los resultados de sus búsquedas con el fin de evitar que beneficie a sus propios servicios.

A juicio de varios competidores del sector de anuncios clasificados, Google está abusando de su posición dominante para poner por delante a sus webs. Entre las medidas que podría imponer Almunia se cita incluso la de obligar al buscador a colocar permanentemente un aviso del tipo “Este servicio es nuestro, lo que explica por qué está más arriba en las respuestas del buscador”.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *