Eider Sánchez (Naru Intelligence): “Aplicamos la inteligencia artificial a la biomedicina”

Eider Sánchez (Donostia, 1986), ingeniera de telecomunicaciones por Tecnun y doctora por la UPV/EHU, trabajó muchos años en Vicomtech con aplicaciones de la inteligencia artificial a la biomedicina. En este centro tecnológico conoce a Maider Alberich con la que termina fundando una startup, Naru Intelligence, para lanzar productos comerciales en este campo.

Esto es lo más interesante que nos contó en la entrevista que le hicimos:

  • Su interés por la inteligencia artificial aplicada a la biomedicina ya surgió durante la carrera, donde tuvo la oportunidad de colaborar con un equipo de Ceit. “Tuve la suerte de participar en un proyecto de ayuda a personas mayores para que ganaran independencia en casa. Se trataba de detectar sus caídas en casa, un objetivo que me apasionaba mucho”, recordó.
  • Estando en Vicomtech es donde se dio cuenta de que su vocación le conducía hasta el paciente, para llegar a él con aplicaciones reales de la tecnología. “La investigación me gustaba mucho, pero yo quería generar también producto que llegara al mercado. A mi socia le pasaba lo mismo”, explicó.
  • Naru Intelligence nació sin un producto concreto, por lo que los primeros meses se enfocaron en buscar qué necesidades existían en el mercado para poder diseñar una solución de inteligencia artificial que las satisfaciera. Con financiación pública para emprendedoras, Sánchez y Alberich se reunieron con muchas personas en hospitales y farmacéuticas e incluso con pacientes. Además, participaron en sendas aceleradoras de proyectos de Fomento de San Sebastián e IQS Tech Factory de Barcelona. “Esta fase fue clave porque nos permitió rodearnos de personas que después nos han facilitado muchos contactos comerciales”, explicó.
  • Con la información recabada, Sánchez y Alberich se centraron en el ámbito de la oncología. Su primer producto es un sistema inteligente para que el hospital pueda hacer un seguimiento constante de cada paciente y detectar así eventuales complicaciones severas. Además, la solución se completa con herramientas que generan conocimiento de lo que ocurre con los enfermos. “Se puede trasladar a otras enfermedades crónicas e incluso a la covid-19. La ventaja de la oncología es que el impacto generado puede ser enorme”, explicó.
  • Durante la pandemia, Naru Intelligence ha aplicado este producto al tratamiento de los pacientes de la covid-19 que estaban en aislamiento domiciliario. El equipo médico puede hacer un seguimiento con la ayuda de una app móvil en la que el enfermo va reportando sus síntomas. La inteligencia artificial se encarga de tratar esa información para planificar los contactos posteriores de los médicos. “Una de sus ventajas es que criba a los pacientes entre prioritarios, que son los que requieren atención inmediata, y el resto. En un momento de escasez de recursos esto resultaba fundamental”, explicó.
  • ¿Cuál es su mercado? Sánchez habla de hospitales y farmacéuticas, que pagan una licencia de uso. Tras una primera etapa en la que tuvieron que darse a conocer, hoy es el día en que son los propios clientes los que les llaman. “Nuestra prioridad es ahora internacionalizarnos. Hemos cerrado una ronda de financiacion para ello”, explicó.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *