Donostia se queda sin discotecas

Gipuzkoa fue pionera en todo el Estado en la apertura de discotecas en los años setenta y ochenta. Basta recordar a la mítica Ku, después ampliada en Ibiza, la Keops, la Young Play o la Gwendolyne de Irun. Todas están cerradas hoy en día, igual que otras muchas que han ido abriendo desde entonces. Y eso que la zona oriental de Gipuzkoa todavía recibe los fines de semana a muchos franceses con ganas de fiesta.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)

Términos empleados para llegar hasta aquí: