Diego Cenzano (Biko): “Cuando monté la empresa en 1995 nadie hablaba de emprendimiento”

Diego Cenzano (Logroño, 1972) estudió periodismo en la Universidad de Navarra y, junto con sus compañeros Noelia Fernández y Javier García Sayés, montó la que probablemente fue la primera agencia web de España, New Media Publishing. 25 años después hace memoria de sus comienzos, cuando “nadie hablaba de emprendimiento”, y de la evolución de la compañía, que ahora se llama Biko y factura 4,2 millones anuales.

Esto es lo más interesante que nos contó en la entrevista que le hicimos:

  • Los fundadores de New Media Publishing (NMP) trabajaban, durante sus estudios, en una consultora de innovación periodística de la Universidad de Navarra en la que descubrieron Internet. Ahí percibieron que la Red iba a generar mucho interés y que podía tener sentido asesorar a los primeros que quisieran aventurarse en este nuevo medio. “Entonces nadie hablaba de emprendimiento y nosotros tuvimos que vivir de la caridad familiar durante los primeros tres años. Nosotros creíamos que Internet iba a eclosionar, aunque nunca nos imaginamos hasta dónde podría llegar. De todas formas, los comienzos fueron difíciles. Se me hizo largo. El primer cliente fue el Ayuntamiento de Cintruénigo, que fue pionero creando su web. Después llegó el diario El Mundo. También intentamos vender viajes, pero entonces los billetes había que enviarlos en papel y los pagos tenían que hacerse por transferencia”, explicó.
  • Los buenos tiempos llegaron con la burbuja de las puntocom, que multiplicó el trabajo tanto de clientes tradicionales como de nuevas startups. En esa época a Cenzano sus socios le dejan solo: Noelia Fernández se va a Yahoo y Javier García Sayés a El Mundo. “La burbuja pinchó muy rápido y en unos pocos meses nos quedamos con la mitad del trabajo, por lo que tuvimos que reducir personal y cerrar oficinas y nos atrincheramos en Navarra. Lo peor es que se perdió mucha confianza en Internet y, a partir de entonces, se hizo difícil convencer a la gente de que hiciera inversiones grandes. En 2005 nos aliamos con Caja Navarra y fusionamos su empresa SPI Navarra Virtual con NMP para crear Biko“, explicó.
  • La crisis de 2008, que afectó de lleno a Caja Navarra, hizo de nuevo mucho daño a Biko. A Cenzano no le quedó más remedio que comprar su participación a la entidad financiera, lo que le obligó a endeudarse. “Pensé que la crisis iba a durar mucho menos y ha sido larguísima. Hemos demostrado resiliencia y hoy estamos en una situación opuesta con una cartera de clientes que nos da mucha estabilidad. Tenemos 75 empleados y facturamos 4,2 millones al año. Hacemos sobre todo plataformas digitales para captar nuevo negocio y espacios de relación con los clientes. También hemos creado Bikolabs para probar cosas como inteligencia artificial o blockchain. En el sector observamos una tendencia hacia la concentración y nos están llegando ofertas de compra constantemente. Hay proyectos de creación de grandes consultoras de servicios digitales a nivel europeo”, explicó.

Add a Comment

Your email address will not be published.