De la cuenta de ahorro-vivienda a la de inversión en startups

Los tiempos cambian. Cuando yo empecé a trabajar, para poder deducir impuestos era semi-obligatorio abrir una cuenta-vivienda en un banco. El ahorro fiscal era del 15% de lo invertido. Una cantidad similar pretende ahora hacer deducible la Diputación de Bizkaia sobre todo lo invertido por los contribuyentes en un fondo de inversión en pymes y…

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)