David Cabo y las contradicciones de los que piden transparencia

Hace un par de meses, durante un congreso sobre innovación social celebrado en Málaga, estuve escuchando a David Cabo, el promotor de Fundación Civio. Siempre he apreciado su trabajo en favor de la apertura de los gobiernos y de la participación ciudadana, pero esta vez considero que él no fue todo lo transparente que esperaba.


Le preguntaron si algún político lo hacía bien y respondió que Patxi López en Euskadi era un caso positivo. Pero me consta que él ha cobrado por realizar algunos trabajos para ese Gobierno Vasco y creo que, para ser completamente transparente, debió haberlo dicho. Al no aclararlo, creo lógico que muchos podamos sospechar que se siente avergonzado de ello en la medida en que puede afectar a su opinión sobre Patxi López.

La fundación que preside Cabo, Civio, ha llevado a cabo varias iniciativas en favor de la apertura de datos públicos en España. Pero como digo, también ha cobrado del Gobierno Vasco. El propio David Cabo ha facturado también al Ejecutivo de Patxi López. En concreto, lo siguiente:

– Curso de periodismo de datos, por el que cobró 17.950 euros (un precio importante, por cierto). Esta información está disponible en la propia web de Civio, donde aparecen publicadas sus cuentas anuales (esto sí es transparente, por cierto).

– Desarrollo de un nuevo sistema de visualización gráfica y dinámica de los presupuestos del Gobierno Vasco (“Aurrekontuak“), desarrollado directamente por David Cabo junto con Juan Elosua. En este caso, se desconoce el importe de la factura.

4 Comments

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *