Cuatro inconvenientes y una solución para cambiar el nombre de usuario en Twitter

twitterPor múltiples circunstancias (cambio de razón social, establecimiento de una marca personal, etc.) puede ser necesario efectuar un cambio en el nombre de la cuenta en Twitter. No me refiero al nombre que se muestra en la página de tu perfil (por ejemplo “Carlos Alonso“) y ayuda a tus amigos a identificarte (para eso hay que personalizar el perfil) sino al que aparece con la @ delante (p. ej. @calonsonet).

Teóricamente es tan fácil como cambiar el nombre de usuario en Twitter  y el gestor del perfil conservará los seguidores, respuestas, menciones y mensajes directos, pero hay una serie de inconvenientes:

  • Cuando alguien vaya al antiguo perfil Twitter manualmente o con un enlace le dirá que no existe al estilo https://twitter.com/viejonombre
  • En los tweets que mencionaban tu antiguo perfil ya no aparecerán enlaces. Por ejemplo los que mencionaban @MungiaUdala, que ya no existe.
  • Perderás las notificaciones de nuevas menciones al viejo perfil por parte de los que no se han enterado del cambio, como por ejemplo las que se han producido al centro cultural @AlhondigaBilbao con posteriorioridad a su cambio de nombre a @AzkunaZentroa el 16 de marzo.
  • Alguien puede crear uno con el nombre antiguo y realizar acciones de “ciberokupación”, lanzando tweets en tu nombre. Eso es precisamente lo que le pasó a Alhóndiga Bilbao en su cambio de nombre, momento en que unos antitaurinos abrieron una nueva cuenta @AlhondigaBilbao y lanzaron tweets reivindicativos. Realmente no llegaban directamente al timeline de casi nadie, porque nació con cero seguidores, pero si eran retuiteados desde otras cuentas el resultado era confusión y atención en los medios. El periódico El Correo dijo que hackers se habían hecho con la cuenta. La realidad no fue tan peliculera, simplemente la “ciberokuparon” al quedar libre. También recibían visitas de los que navegaban al perfil manualmente o desde enlaces en webs o en tweets anteriores. El perfil fue borrado y está ahora deshabilitado.

La solución para evitar todos esos inconvenientes es crear, justo después del cambio, una nueva cuenta con el viejo nombre. En ella simplemente informamos del cambio y enlazamos al nuevo perfil tanto en la bio como en un primer tweet. Es lo que hemos hecho con el cambio de @cybereuskadi a @gananzia. Otro ejemplo es el perfil de la web de EITB @eitbcom, que pasó a @eitbeus. La cuenta con el nombre antiguo sirve para avisar y redireccionar a los que mencionan, quieren seguir la vieja cuenta (nos llega una notificación) o navegan al perfil viejo.  Y un último caso es el de la operadora de telecomunicaciones gallega R, que pasó de @quecheparece a @os_de_R.

 

2 Comments

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *