Cuando los sindicatos se cargan una empresa

sindicatoAnda la cosa revuelta en las empresas de artes gráficas Lember y Grafman. Hartos de perder dinero, los dueños han decidido cerrar la persiana. Y es ahora cuando los trabajadores se han dado cuenta de que los sindicatos, que se oponían hasta ahora a realizar ajustes laborales, han sido demasiado radicales.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)