Cristian Martín (Landatu Solar): “Siempre investigaba al salir del trabajo”

Cristian Martín (Donostia, 1988) estudió ingeniería industrial en Bilbao y trabajó cinco años en Gamesa antes de emprender a través de Landatu Solar. Su conocimiento de las energías renovables, junto con su pasión por aprender e investigar, explican que haya desarrollado tecnología propia para colocar placas solares sobre balsas de agua.

Esto es lo más interesante que nos contó en la entrevista que le hicimos:

  • La cabeza de Martín no para. Durante su periplo en Gamesa, al ver que cada vez se colocan más molinos en el mar, empezó a cuestionarse por qué los paneles solares no seguían el mismo camino. “Nadie quiere renovables cerca de casa y, con el tiempo, a la fotovoltaíca le va a ocurrir lo mismo que a la eólica. Empecé a investigar sobre el tema en mis ratos libres y descubrí que en Asia ya ha habido algún intento de instalar solar flotante sobre el agua. Tenía sentido pero empecé a identificar algunos problemas que genera y a diseñar soluciones. Llegó un momento en que ya no podía compaginar mi trabajo con esta labor y decidí enfocarme en Landatu”, explicó.
  • Martín ha diseñado dos tecnologías para poder colocar paneles solares sobre balsas de agua. Una facilita el anclaje del sistema y otra el transporte de los flotadores que sostienen las placas. Y el desarrollo no se va a quedar ahí. “Estamos diseñando un software propio que permite calcular cómo debe ser el sistema de anclaje según las características de la instalación. Hay que tener en cuenta que estos sistemas suben y bajan con el nivel del agua y que el transporte de los flotadores, por sus dimensiones, es uno de los capítulos más delicados. Nuestra tecnología abarata la instalación. Tenemos ya una patente concedida y otra en trámites”, explicó.
  • Landatu Solar ha probado sus sistemas en una balsa de riego de Alava y su objetivo es ahora hacer instalaciones llave en mano en otros puntos de España, donde hay entre 50.000 y 80.000 depósitos de agua de este tipo. “Queremos ser una ingeniería, aunque también ofrecemos nuestro producto al que quiere hacer las plantas. Para llevar el producto al mercado hemos cerrado una ronda de inversión de 100.000 euros. Tenemos una venta ya cerrada. La ventaja de adoptar nuestro producto en balsas de riego es que los paneles se refrigeran, suele haber ya conexión eléctrica y se evita la evaporación y la aparición de algas. En el futuro es posible que también nos interesemos por las presas hidráulicas, pero la tecnología de solar flotante todavía no está madura para ir al mar”, explicó.

Add a Comment

Your email address will not be published.