Coronavirus: consejos para las empresas vascas ante la crisis

Dado que la mayor parte de las empresas apenas van a facturar en los próximos meses, hay que buscar otros ingresos y reducir costes. Veamos algunas ideas para aguantar este temporal.

  • Aplazar o reducir los gastos fijos (alquiler, cuota de autónomos, recibos de energía y telecomunicaciones…). Al margen de las opciones de negociación con el proveeddor, el Gobierno Vasco va a sacar, vía Lanbide, un plan para hacer frente a este tipo de gastos. La Seguridad Social también permite dejar de pagar la cuota de autónomos (y cobrar un subsidio) durante un mes, si los ingresos han bajado más del 75%.
  • Hacer un ERTE para reducir los costes variables relacionados con la mano de obra, siempre que esas personas sean prescindibles temporalmente. El procedimiento lo ha explicado a las mil maravillas la patronal vizcaína Cebek.
  • Aplazar el pago de impuestos. La Hacienda de Bizkaia y Alava (y seguramente Gipuzkoa hará lo propio) han aplazado el pago de todos los impuestos generados hasta junio. Esto es aplicable a las retenciones de IRPF y los IVA que se declaran en abril. Recuerda: la declaración hay que hacerla pero el pago se puede aplazar.
  • Cortar todos los gastos de marketing. Dado que la demanda se ha hundido, no tiene sentido mantener redes sociales ni campañas de publicidad durante unos meses. La excepción serían aquellos productos o servicios (por ejemplo, el elearning) que se solicitan más en el periodo de confinamiento (alimentación, ocio telemático y salud, fundamentalmente).
  • Si la empresa tiene crédito bancario, es el momento de renegociarlo. Dado que todas las administraciones están inundando el sistema con dinero barato (generalmente a interés 0) es el momento de pedir nuevos préstamos para sustituir a los anteriores o para disponer de más tesorería con el aval del Estado (¡sí!). En el banco te van a meter gastos y un tipo superior (es su negocio), por lo que te sale a cuenta solicitarlo directamente a una entidad tipo Elkargi, a la que el Gobierno Vasco ha dotado estos días de un mínimo de 500 millones de euros en avales (ver imagen inferior). Eso sí, el papeleo es latoso.

Recuerda en cualquier caso que éste es el momento ideal para invertir en nuevos productos y servicios. Hay financiación para ello y toda la competencia va a salir tocada, lo que aumenta las oportunidades para los que salen al ataque. Además, todo el mundo coincide en que, después de la crisis, los gobiernos lanzarán campañas masivas de estímulo de la demanda.

Una estrategia idónea es digitalizar servicios y sacar al mercado opciones más económicas, pues va a crecer su demanda. No olvides nunca que muchas grandes empresas surgieron en momentos de crisis. Un ejemplo fantástico es Airbnb, gestada en 2008 mientras cerraban negocios uno tras otro. Sus fundadores se quedaron sin trabajo y vieron una oportunidad de obtener ingresos colocando colchones hinchables (de ahí lo de air) en su salón. La idea funcionó y después no han hecho más que escalarla.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *