Cómo invertir en oro

www.cachecoin.org/krugerrand.jpg / 1oz 1984 Kr...

www.cachecoin.org/krugerrand.jpg / 1oz 1984 Krugerrand / Coin Owned and Photographed by Chris Welsh (Photo credit: Wikipedia)

Ando preocupado por la economía general. Así que me estoy planteando inversiones que no dependan de ningún gobierno y las únicas que encajan en esa política son las que se hacen en materias primas. Y las que más sentido tienen son el oro y la plata, valores refugio en caso de graves crisis económicas.

Es cierto que están ya muy caros, hasta el punto de que el precio del oro ha crecido un 144% en los cinco últimos años. Pero es un seguro contra lo que puede ocurrir, consecuencia lógica del enorme endeudamiento que afecta a la gran mayoría de los países occidentales. Creo que en nuestro entorno solo Rusia, Australia y Luxemburgo tienen deudas inferiores al 20% de su PIB.

Tras hablar con algunos amigos y mirar un poco por Internet, éstas son las diversas fórmulas que existen para comprar oro:

1. Futuros. Se trata de comprar unos títulos que te comprometen a pagar el oro a una determinada cantidad en una fecha concreta. Dicho de otra forma: es una apuesta a futuro, que se puede hacer tanto al alza (si crees que el precio va a subir) como a la baja (si crees que va a bajar). Yo lo haría al alza, claro está. Esto se puede hacer en muchos brokers, que normalmente operan con CFDs británicos.

2. Certificados de depósito (CD). En este caso, lo que se compra es directamente el oro físico (lingotes) pero sin tenerlo en tus manos, ya que se deposita en las arcas de un banco, que normalmente está en el Reino Unido o en otros países seguros (obviamente, nunca en Argentina). Por eso se habla de un certificado, que dice que eres es propietario de determinada cantidad de oro y por cuya emisión y mantenimiento te cobran puntualmente. En España sé que Selfbank vende los certificados de Société Générale referenciados a la onza de oro conocida como Troy.

3. Lingotes o monedas. Esto es para el que no se fía de nadie y quiere tener el oro en mano. El inconveniente es que te obliga a armarte para defender tu caja fuerte o contratar un seguro y una alarma potente, con lo que vuelves a sufrir el riesgo-país. Lo típico es comprar lingotes o cuñaciones de monedas de oro conocidas como Krugerrand. Curiosamente, tienen IVA cero, con lo que sale relativamente barato. En España los vende por ejemplo Oro Express a través de Internet. El lingote de un kilo hoy sale a 41.410 euros.

4. Fondos de inversión. No invierten en oro sino en minas de oro, con lo que no necesariamente su valor se va a incrementar con el del metal. No es fácil encontrar entidades que comercialicen estos fondos en España.

5. ETF’s (Exchange-Traded Funds o fondos cotizados). Un buen amigo me dice que, a su juicio, es probablemente la mejor forma de invertir directamente en oro. A diferencia de los futuros, no tienen vencimiento. Si se comparan con el oro físico, la ventaja es que no tienes que tenerlo en tu casa. Y frente a los certificados de depósito, son algo más ágiles. Eso sí, hay que pagar una comisión anual del 0,5%. Un ETF que cotiza en bolsa es el SPDR Gold Trust. Es decir, que se puede comprar igual que comprarías acciones en Bolsa.

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín:

7 comentarios

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *