¿Cómo demostrar que has pagado a medias un décimo de lotería?

Imagínate que compras a escote con tus (supuestos) amigos un décimo de la lotería, que después resulta premiado y que el colega que lo guardó lo cobra y dice que era el único dueño. ¿Cómo puedes demostrar que también era tuyo? Una reciente sentencia de la Audiencia de Bizkaia indica qué pasos dieron los que habían puesto el dinero, tres amigos de Basauri y Bilbao, para probar que lo habían hecho a medias.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)