Carlos Polo (NTS): “Siempre hemos estado buscando cosas que nos diferenciaran de la competencia”

Carlos Polo (Tudela, 1977) estudió informática en Deusto y, tras trabajar un par de años como programador para PwC e IBM, decidió montar su propia empresa. Aunque en un primer momento no sabía muy bien lo que quería hacer, es uno de los emprendedores más de raza que hay en el ecosistema vasco. Ha construido una empresa, NTS, que hoy da empleo a 152 personas, y ha puesto en marcha varias startups con algo menos de suerte. Reconoce que la clave del éxito ha estado en buscar cosas que diferenciaran su oferta de la de la competencia y alejarse del “bodyshopping” (alquiler de personal técnico).

Esto es lo más interesante que nos contó en la entrevista que le hicimos:

  • Polo no tiene muy claro por qué emprendió porque ni siquiera sabía muy bien lo que hacer ni ofrecer. Sí recuerda que le inspiraron mucho un profesor, Patxi Llaguno, fundador entre otras empresas de IT Deusto, y una startup para la que trabajó como consultor desde IBM, Prodigios Interactivos. “Monté NTS en la casa de mis padres en Tudela sin saber muy bien lo que quería hacer. Solo sabía hacer software, pero no había clientes en el entorno, así que terminé mudándome a Bilbao, más cerca de mi novia. Allí contacté con antiguos compañeros de la universidad, Alberto Pereira, Jagoba González y Rafa Goitisolo, que terminaron incorporándose al proyecto. Todos juntos convencimos a una consultora de Madrid para que nos pasara clientes a cambio de una comisión. Así empezamos a facturar, sin tener capacidad comercial”, explicó.
  • Una de las claves del éxito de NTS fue apostar por las tecnologías móviles cuando todavía eran un fenómeno incipiente. Y fue por casualidad: una PDA cayó en manos de Polo, que se puso a investigar lo que se podía hacer con ella y terminó convenciendo a algunos clientes para hacerles algunos desarrollos. “Nuestro primer cliente fue Bankinter en un proyecto de 32.000 euros para hacer un cuadro de mando para las PDAs de sus directivos. Poco después hicimos algo para El Corte Inglés y que con estas dos referencias de categoría no nos costó mucho encontrar más clientes. En esa primera época trabajábamos sobre todo con Blackberry, del que fuimos partner principal en España hasta 2008. Después el mercado se fue hacia Android y iPhone, lo que nos generó un problema y nos ha afectado a largo plazo”, recordó.
  • Otra clave del éxito de NTS está en Salesforce, un firma especializada en CRM y para cuya plataforma han desarrollado múltiples aplicaciones e implementaciones. Todo empezó también por una casualidad: en un viaje a San Francisco, Polo vio la sede de la compañía y les fue a ver. “Buscábamos algo que nos diferenciara de la competencia y lo encontramos con ellos. Esta especialización nos ha protegido en tarifas y ha evitado desviaciones de costes. Tenemos prohibido el bodyshopping. Hemos crecido tanto en este campo que hoy Salesforce ha desplazado a las aplicaciones móviles en facturación. Estamos ya en 11 millones de ventas al año con 152 trabajadores. El único problema es que Salesforce está comprando cosas nuevas continuamente y cada vez nos mete más competidores. Todavía no nos han llamado para hacernos una oferta a nosotros”, explicó sonriente.
  • Al margen de NTS, Polo ha creado dos startups relevantes, Doocuments y Perpetuall, que le han mantenido apartado de la primera empresa durante varios años. Las dos han terminado cerrando, por razones bien distintas. Doocuments se enfrentó a un reto que estaba sobrevalorado y para el que no había un mercado tan importante como creían. Perpetuall, por el contrario, encontró usuarios pero no un modelo de generar ingresos con ellos. “En el proceso he aprendido mucho. Con Doocuments gastamos mucho dinero en la primera versión y después tuve claro que es mejor lanzar cuanto antes para probar la hipótesis que te guía”, explicó.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *