Borja Cembrero (Naizfit): “Aspiramos a facilitar la medición de tallas en el comercio online”

Borja Cembrero (Donostia, 1992) hizo un grado doble de Empresariales y Derecho en Deusto, pasó por McKinsey y se fue a buscarse la vida a Australia. Allí le encontró uno de los inversores del fondo de la familia Ormazabal, que estaba buscando un emprendedor para un proyecto que aspiraba a facilitar la medición de tallas en el comercio online. De la mano crearon Naizfit en 2017.

Esto es lo más interesante que nos contó en la entrevista que le hicimos:

  • Naizfit trata de resolver el problema que plantea el tallaje a la hora de comprar moda por Internet. Como la gente no se puede probar la ropa, se producen muchas devoluciones y también hay más personas que entran en una web y se van sin comprar. “Analizamos lo que había en el mercado y vimos que todo eran parches. Así que decidimos lanzar una solución”, explicó.
  • La tecnología de Naizfit se asienta sobre una base de datos de cuerpos con sus datos correspondientes (edad, peso, sexo, altura…), correspondencias entre prendas y cuerpos establecidas por patronistas e inteligencia artificial. “Hemos desarrollado modelos matemáticos complejos que infieren las medidas del cuerpo a partir de tu edad, altura y peso. Lo perfeccionamos con fotos reales. Primero nos ayudó Luis Martín Santos, que es socio, y después incorporamos a Aritz Torre como CTO”, apuntó.
  • Su modelo de negocio ha evolucionado o, como se conoce en el argot de las startups, ha “iterado”. En un principio se planteó como un B2B2C, es decir, una especie de tienda ultrapersonalizada en la que se ofrecían prendas de diversas marcas. Pero los fabricantes rápidamente les convencieron de que preferían incorporar la tecnología de tallaje a su propia tienda, por lo que el negocio terminó planteándose en términos de B2B. “La primera factura se la emitimos a Levi’s pero los primeros clientes que tuvimos en modo B2B fueron El Club de Malas Madres y El Ganso. El producto se integra muy fácilmente: es una especie de SaaS”, explicó.
  • ¿Qué beneficios obtienen los clientes con la tecnología de Naizfit? Por una parte, una mejora de la conversión, el número de clientes que entran y terminan comprando algo, del 50%. Por otra, una reducción de las devoluciones del 15%. Finalmente, la identificación de tendencias que de otra manera habrían pasado desapercibidas. “Vimos que el 25% de las mujeres que acudían a El Ganso querían un tipo de talla que no se ofrecía. Eran mujeres grandes del norte de Europa, donde la marca estaba ganando tracción”, explicó.
  • A la hora de captar clientes, Naizfit se ha apoyado mucho en la aceleradora catalana Booster, liderada por la propia industria de la moda. “Nos han introducido al mercado italiano y nos han orientado hacia el lujo, que se corresponde con un comprador menos impulsivo”, explicó.
  • ¿Hacia donde va Naizfit? Su prioridad ya no es el producto, ya probado, sino su comercialización, especialmente en España e Italia. Además, la startup quiere salir a Italia, México, Colombia y Norte de Europa, donde quieren entrar a través de agencias locales. “Hasta ahora hemos venido utilizando Linkedin para identificar clientes y acudíamos a eventos del sector”, explicó.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *