Borja Adanero (ThePowerMBA): “Nuestra misión es democratizar la educación”

Borja Adanero (Bilbao, 1982) estudió en la Comercial de Deusto antes de convertirse en emprendedor. Primero, en el sector inmobiliario, fracasó y ahora está teniendo un éxito mundial de la mano de la formación post-universitaria. En esta entrevista nos dio casi un titular por cada frase, la mayor parte de ellos en torno a la misión con la que nació su startup, ThePowerMBA: “democratizar la educación”.

  • Primero hablamos de su perfil emprendedor, que está íntimamente relacionado con su carácter inconformista. Pero empezó demasiado pronto, con solo 24 ó 25 años, en otro país, Rumanía, y en un sector, el inmobiliario, que estaba a punto de caer en desgracia. “Me faltaba sentido común y no tenía contactos”, recordó.
  • Tras esta primera experiencia se puso a trabajar por cuenta ajena, primero en consultoría y después en una startup (TuLotero). Pero nada más salir de la oficina trataba de quedar con su amigo Rafael Gozalo y con dos compañeros de empresa, Hugo Arévalo y Kike Corral, para imaginar qué tipo de startup podrían crear. “Queríamos emprender. Analizamos muchos modelos, hasta que casi de casualidad encontramos el de ThePowerMBA. Kike me dijo que quería estudiar un máster por Internet de una startup francesa y entonces me di cuenta de que había mucha gente en el mundo igual que él, dispuesta a pagar por obtener un valor de esa manera. No tuve duda”, relató.
  • Hacía falta dinero para financiar el proyecto y los cuatro socios recurrieron a amigos y familiares. Captaron 100.000 euros, aunque solo utilizaron 14.000. “Fuimos muy eficientes y nos centramos en el valor. Hicimos un producto mínimo viable, que probablemente ha sido uno de los más exitosos de la historia. Solo con eso ya generábamos caja y no hacía falta gastar más de lo que habíamos captado”, recordó.
  • Para captar los primeros clientes recurrieron a la publicidad en Facebook, mucho más barata que la convencional. “Lo hemos basado todo en Facebook hasta hace bien poco. Y sí, durante el confinamiento es verdad que hemos tenido una enorme presencia, porque casi nadie se anunciaba y aprovechamos que los precios eran bajos. Nos han criticado y han hecho memes de nuestras sudaderas. No me ha gustado”, explicó.
  • Pero su marketing ha ido más allá de Facebook. ThePowerMBA ha acertado a la hora de potenciar el conocimiento de su marca hasta el punto de conseguir que más de 22.000 personas la incluyan en sus curriculums en Linkedin. ¿Cómo lo están consiguiendo? En gran medida, con un sinfín de eventos que organizan “embajadores” locales. “En nuestro negocio es fundamental que el cliente se sienta vinculado con nuestra marca. Hemos generado una comunidad de 40.000 personas que se reúnen en los más de 150 eventos que hicimos el año pasado. En uno de ellos convocamos a 700 personas en Madrid. Y haremos más cosas en el futuro. Tenemos una locura en mente”, adelantó.
  • Su primer producto fue un MBA online, que posteriormente han completado con algún otro curso de tipo postgrado. La clave siempre ha sido el bajo precio, algo inédito en el sector de la formación especializada para profesionales. “Hemos hecho accesible algo que no lo era. Y hemos reventado el mercado ahorrando tiempo y dinero a la gente. Nosotros hemos democratizado este sector educativo, hemos creado un océano azul que antes no existía. Y el resultado es que hemos reventado el mercado”, explicó.
  • Y ThePowerMBA se ha hecho un hueco en el mercado, hasta el punto de convertirse en la primera escuela de negocios del mundo por número de alumnos y tener ya a 200 personas en nómina. Un efecto inmediato ha sido que ya hay quien les está copiando, como el IEBS con Akademus. “Si disrumpes, ocurre esto, que me parece poco ético. También nos quiso comprar una escuela de negocios grande muy al principio, pero no quisimos siquiera hablar de ello. Era muy pronto”, explicó.
  • ¿Son las escuelas de negocios un competidor o un aliado? Adanero diferencia entre las grandes con renombre internacional, con las que se llevan estupendamente, y las más pequeñas. “Hay títulos que tienen valor, pero hay otros que no te cambian la vida. En muchos casos, universidades incluidas, la formación es malísima: poco práctica y actualizada. Lo que pasa es que el alumno no actúa como cliente, no exige, y va predispuesto a que todo sea bueno”, explicó.
  • ¿Qué viene ahora? Lo que Adanero denomina globalización de sus programas, que no es otra cosa que ofrecerlos en inglés y con profesores internacionales para todo el mundo. ThePowerMBA está captando expertos en diversos ámbitos que hasta ahora no enseñaban en escuelas de negocios por falta de tiempo. “Esta gente no lo hace por dinero. Nuestro objetivo es ser la primera escuela de negocios global”, aseguró.

Términos empleados para llegar hasta aquí:

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *