Boise, capital de los vascos de EE.UU. y de la Industria 4.0

A la chita callando, Boise, la capital de Idaho, el estado al que fueron a parar una gran parte de los pastores vascos emigrados a EE.UU., se ha convertido en una de las ciudades con mayor proyección. Según la revista Forbes, es la metrópoli que más crece en América, impulsada por una mezcla de viviendas baratas, una buena localización y empresas tecnológicas, especialmente en lo que guarda relación con la Industria 4.0.


Y es que allí está la sede de Micron Technology, uno de los principales fabricantes mundiales de chips de memoria, precisamente los que se emplean en los sensores de la Internet de las Cosas y en los sistemas de inteligencia artificial y big data. Esta firma emplea actualmente a 35.000 personas e ingresó en 2017 la friolera de 20.000 millones de dólares, con crecimientos superiores al 50% de un año para otro.

Hay que tener en cuenta que la tecnología es actualmente el principal factor de crecimiento en EE.UU. No en vano, la segunda metrópoli que más aumenta su población tras Boise es Seattle, donde están las sedes de Amazon y Microsoft, dos de los seis mayores gigantes de la Red.

Micron es menos conocido, pero a diferencia de lo que ocurre con Intel, su relevancia se ha multiplicado con la explosión de los smartphones y la pequeña robótica. Sus principales objetivos actuales son los coches, las tecnologías de la automatización y la Industria 4.0.

Con el objetivo de desarrollar estos sectores en la zona, la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Boise acaba de poner en marcha un laboratorio de control de robótica. Curiosamente, uno de los colaboradores de este centro es un competidor de Micron, Intel, que quiere atraer talento de Idaho hacia sus chips orientados a la Industria 4.0.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *