Así terminó Celulosas de Hernani en manos catalanas

Celulosas de Hernani, que fabrica bobinas de papel tissue, es una empresa centenaria que ha cambiado varias veces de manos desde que en 1965 la antigua Papelera de Urumea pasara a formar parte del grupo americano Scott. La última se produjo tras la reciente crisis, que hundió los precios del papel con fibra virgen y se unió a una grave inundación de la factoría hasta poner a la compañía en concurso de acreedores, de donde fue rescatada por la firma catalana Cominter, que hasta poco antes solo se dedicaba a distribuir sus productos.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)

Términos empleados para llegar hasta aquí: