Así estafa un administrador de comunidades a sus clientes: el caso Larraskitu

La Audiencia de Bizkaia acaba de condenar por apropiación indebida a un administrador de fincas que había hecho cargos no justificados a los vecinos de varias comunidades de Larraskitu y zonas altas de Rekalde, en Bilbao. Básicamente, se inventaba facturas para inflar los gastos que después repercutía a sus clientes.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín: