Ancianos y tecnología: ¿y si llegamos a vivir eternamente?

rp_esalud-250x178.jpgCada vez hay más voces que opinan que en unas decenas de años la ciencia conseguirá que vivamos eternamente. Mientras tanto, lo que no para de aumentar, especialmente en Europa, es la edad media de la población y el porcentaje de la misma que supera los 65 años, que pronto llegará a ser el 30%. ¿Qué hay que hacer para que esto no suponga un problema?


Hay varios riesgos o retos a los que hacer frente:
– El económico. Si una parte importante de la población está inactiva, el resto ha de mantenerla. Esto obliga evidentemente a aumentar la edad de jubilación, como ya se está haciendo, y a reducir las pensiones, que es lo que todavía no se está haciendo. Pero llegará y probablemente obligará a las personas mayores a vivir con menos.

– El sanitario. Aquí hay negocio. Por una parte, para que la gente viva más tiempo, un empeño en el que está inmerso el mismísimo Google a través de Calico. Y por otra, para que esa vida sea de calidad, que es un empeño del que no dejan de hablar las instituciones públicas. Aquí hay que mencionar a las startups vascas Kwido y Virtualware, que están desarrollando videojuegos y plataformas de rehabilitación a distancia.

– El asistencial. Los ancianos conservan sus facultades mentales relativamente bien y las físicas un tanto peor. Por eso, la robótica y la domótica inteligente tienen mucho que decir en este campo. Quizás estemos todavía lejos de tener robots acompañantes pero sí hay tecnología para que observen olvidos, accidentes o necesidades y propongan que se corrijan. También hay startups trabajando en modelos analíticos para medir la calidad de esta asistencia.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *