Alex Vea (Smowl): «El boom de la formación online nos ha impulsado»

Alex Vea (Donostia, 1991) es el responsable de Desarrollo de Negocio de Smowl, una startup dedicada al eProctoring, una tecnología consistente en validar las identidades online. En su caso, para evitar que un estudiante suplante a otro o incluso copie durante un examen. Y como no podía ser de otra forma, el boom de la formación online durante el confinamiento ha impulsado la demanda de sus servicios.

  • Smowl nace de la mano de Ricardo Vea, un doctor en psicología, y del centro tecnológico Vicomtech, que aportó sus conocimientos en visión artificial. Smiley Owl Tech, que es como se denomina la compañía, nace en Donostia en 2012 y se pasa casi tres años desarrollando el producto hasta que en 2015 empieza a comercializarlo. «El punto de inflexión fue el apoyo europeo, a través de Instrumento Pyme, en 2018 que unido al dinero aportado por Gestión de Capital Riesgo del País Vasco, proporcionó el pulmón financiero para crecer y salir al exterior», explicó.
  • Técnicamente, el sistema se basa en una webcam que monitoriza constantemente al alumno y que se completa con un software que vigila lo que sucede en el ordenador para evitar que copie. En el futuro está previsto incorporar más cámaras para hacer barridos completos que permitan detectar si el estudiante está recurriendo a otro dispositivo en paralelo. «Al profesor le llega después un informe que garantiza tanto la identidad del alumno como que no se han producido anomalías. Y todo el sistema se integra con la plataforma de elearning del cliente, que en nuestro caso debe ser preferentemente Moodle y OpenLMS, aunque vamos a añadir una nueva en breve», añadió.
  • Hay más startups que han desarrollado productos de este tipo, especialmente en EE.UU. Smowl sigue siendo el único hispanohablante y también se diferencia por utilizar una aplicación de escritorio para vigilar lo que ocurre en el ordenador y por aplicar la legislación europea de protección de datos. «Nuestro cliente más habitual son instituciones de educación superior, aunque también hay centros de formación profesional y entidades que emiten certificaciones. Nos llegan los interesados a través de la web, de recomendaciones y, sobre todo, por las ferias a las que acudimos y por los partners que venden nuestro producto en otros países», explicó.
  • El coronavirus ha disparado la demanda de sus productos hasta un 900%. «Hemos tenido que poner el foco para buscar el cliente más atractivo, que normalmente son proveedores educativos. Nuestros mejores mercados son España, Francia, Italia, Perú, Colombia y Ecuador. Estamos ya 15 personas y hemos recurrido a Amazon Web Services para garantizar la concurrencia.», explicó.
  • Smowl estaba a punto de levantar capital, unos 600.000 euros, para seguir creciendo pero el coronavirus ha paralizado este proceso. En su caso, para bien, porque la valoración de la startup se ha incrementado. «Tenemos interesados. Estábamos cerca de ser rentables pero hay que seguir invirtiendo para crecer. Por ejemplo, en mejorar la experiencia de usuario, en añadir más cámaras y, sobre todo, en escalabilidad», explicó.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *