Aletxu Echevarría (The Blackout Project): “Somos capaces de que el cliente gane dinero haciendo marketing de contenidos”

Aletxu Echevarría (Bilbao, 1971) se curtió en la televisión, pero siempre desde la óptica digital. De ahí que un día decidiera crear su propia empresa en ambos ámbitos, The Blackout Project, que también le permitió regresar, al menos a ratos, a su tierra. 14 años después, compite con otras agencias que hacen marketing de contenidos pero aportando estrategia de negocio.

  • Echevarría fue el responsable de la estrategia en medios digitales de Endemol, la conocida productora de realities como Operación Triunfo o Gran Hermano, pero también de shows como Crónicas Marcianas. De esa época él recuerda especialmente la puesta en marcha y el mantenimiento del chat de Operación Triunfo o el portal Portalmix. “Fueron tiempos muy divertidos. El productor, nosotros, tenía entonces mucho control sobre el contenido y la distribución, lo que nos proporcionaba mucha capacidad creativa”, recordó.
  • Las cosas fueron cambiando. Por una parte, los canales empezaron a participar en las productoras, cuando no a controlarlas, para llevarse una mayor parte del botín. Por otra parte, con el apagón analógico, el negocio fue evolucionando hacia la omnicanalidad. “Hoy en día, la producción es un servicio más. Nosotros decidimos crear una productora de nuevo cuño, que uniera técnicas audiovisuales y digitales, porque entendíamos que todos los programas iban a tener que crear sus propios contenidos online. Y parece que no nos hemos equivocado. El nombre de blackout viene precisamente del apagón analógico”, explicó.
  • En lo que sí se equivocó Echevarría es en el momento de la creación de The Blackout Project. “Nacimos en plena crisis con un equipo de ocho personas. Los clientes nos miraban diciendo que no entendían cómo aplicar lo que les ofrecíamos a su caso. Creo que nos adelantamos cuatro o cinco años”, explicó.
  • El trabajo empezó a llegar poco a poco. Primero entró como cliente Veralia, la división audiovisual de Vocento, para la que desarrollaron una estrategia digital que después les llevó a diseñar un producto nativo para Internet. Pero el cliente que mejor recuerdo le ha dejado fue la agencia GroupM, para la que creó el primer concierto retransmitido por Twitter. “Nos hemos apoyado mucho en el vídeo para crear nuevos productos de comunicación y marketing. Eso que ahora se llama content marketing”, explicó.
  • ¿En qué se diferencia de otras agencias? The Blackout Project es capaz de hacer contenido audiovisual con una visión que combina marketing y negocio. “Generamos beneficio en la cuenta de resultados. Y hemos ido creciendo. Hoy somos 15 en Bilbao y 13 en Madrid, dedicados a la producción, al marketing digital y a la estrategia de negocio”, explicó.
  • Echevarría ha cofundado también la agencia BrightVibes con dos ex directivos de Endemol. Su misión es hacer marketing de contenidos “de impacto positivo”, que también se suelen conocer como “inspiracionales”. Son campañas que hablan de manera emocional con un storytelling audiovisual. “Estamos haciendo una campaña para la ABAO (Asociación Bilbaína de Amigos de la Opera) para ver conciertos desde casa”, explicó.
  • Otra faceta de Echevarría es la presidencia del clúster audiovisual Eiken, cargo que dejará en breve aprovechando su integración en Gaia. “A ellos les faltaba la pata audiovisual y nosotros necesitábamos más componentes digitales. Hay que tener en cuenta que el sector audiovisual vasco, que está compuesto por empresas muy pequeñas, ha tenido una excesiva dependencia de EITB y que se está transformando muy rápido, tanto para vender fuera como a Internet”, explicó.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *