Alejandro Gaytán de Ayala, la dura vida de un “negurítico”

He devorado estos días el diario parcial de Alejandro Gaytán de Ayala Zubiria, “De Neguri a Lausanne”, un libro que describe a la perfección los años setenta desde la perspectiva de un “negurítico”. Es decir, de una persona de familia bien, acostumbrada a trabajar más bien poco, con gustos y aficiones refinados y más bien caros y con una educación aventajada.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)