Alberto Medrano (FinanceHub): “Le puse tanta pasión a mi emprendimiento que no fui objetivo”

Alberto Medrano (Bilbao, 1970) estudió ADE en la UPV y ha trabajado siempre en el mundo financiero, tanto en Bilbao como en Madrid. En los últimos años se ha dedicado a vender tecnología para bancos desde la firma madrileña Web Financial Group y ha hecho varios pinitos en el mundo del emprendimiento, hasta el momento con no demasiada fortuna, algo que cree que se debe a una falta de objetividad provocada por un exceso de pasión.

Esto es lo más interesante que nos contó en la entrevista que le hicimos:

  • A Medrano le apasiona el mundo de las finanzas, en el que inicialmente se formó de manera autodidacta. Empezó a trabajar como profesor y después pasó por Crédit Agricole, Recol, Standard & Poors y Web Financial Group, hasta terminar como emprendedor. “Siempre tuve ese gusanillo y, después de la crisis financiera del 2008, que estuvo muy relacionada con mi sector, quise añadirle algo de ética. A todo ello se sumó la detección de una enfermedad rara a mi niña pequeña, lo que me cambió todos los esquemas mentales. Monté una plataforma, una especie de Facebook, que permitiera identificar a las personas con conciencia ética. Así nació en 2012 The Humans’ Network, que aspiraba a conectar al tercer sector con las empresas y personas que quieren ayudar, que tienen un perfil humano. No salió bien. Gasté mucho dinero en la plataforma tecnológica y me faltaron recursos para el marketing. Le puse tanta pasión que no fui objetivo. La emocionalidad del proyecto me superaba”, explicó.
  • Tras esta primera experiencia, no cejó. Su personalidad optimista le llevó a seguir intentándolo en ámbitos relacionados. Con ayuda de Mikel Agirregabiria, puso en marcha Sargoi, una red social educativa que captó como primeros clientes a dos ikastolas, Axular y Lauro. “Visité muchos colegios, pero me di cuenta de que es un sector muy complicado. Las plataformas que creamos siguen funcionando pero no han tenido el recorrido que yo hubiera querido. Afortunadamente, esta vez no me arruiné porque pudimos utilizar gran parte de la tecnología que habíamos hecho para The Humans’ Network. Después derivé la plataforma a un ámbito más corporativo y monté SocialFy para comercializar intranets para las organizaciones. Nuestro primer cliente fue la Diputación de Gipuzkoa, que la utiliza en el ámbito deportivo”, explicó.
  • En los últimos dos años Medrano ha regresado al sector que le apasiona, el financiero, de la mano de FinanceHub. Es un proyecto B2B que aspira a vender plataformas de redes sociales a bancos para que puedan conectar a sus agentes con los clientes y especialmente con los que invierten su patrimonio. “Hemos adaptado la tecnología a este objetivo de relación entre la empresa y todas las personas que están en su entorno para que haya transparencia y fluya la información, pasos esenciales para mejorar la conexión y fidelizar al cliente. Es algo muy parecido a un facebook o un twitter con la posibilidad añadida de hablar con el gestor, que te irá informando de lo que ocurre con tu dinero. El banco lo añade a su web con una pestañita titulada “comunidad”. Nosotros hemos desarrollado la plataforma y después es Web Financial Group quien se encarga de la comercialización. Nosotros entregamos un producto llave en mano. A diferencia de lo que ocurrió con The Humans’ Network, esta vez he dado mucha importancia a cómo llegar a los clientes”, explicó.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *