Alberto Gómez (Grabit) “Cada vez hay más competencia en el ámbito de la visión artificial”

El ingeniero de telecomunicaciones Alberto Gómez (Barakaldo, 1975) trabajó en varias multinacionales de telefonía y redes hasta que hace año y medio decidió regresar a su tierra. Y lo hizo creando una startup, Grabit, que ofrece soluciones basadas en visión artificial para logística y máquinas de vending. Detecta que esta tecnología cada vez se usa más.

Esto es lo más interesante que nos contó en la entrevista que le hicimos:

  • Gómez ha emprendido de la mano de AI Power, un venture builder especializado en inteligencia artificial. Se conocieron en un curso del Colegio de Ingenieros de Bizkaia y buscaron conjuntamente el ámbito en el que la visión artificial podría tener más sentido. “Yo quería hacer algo que pudiera sentir que era mío y la ventaja de hacerlo con AI Power es que ellos tienen experiencia en emprendimiento. Vimos que en la gestión y control de inventarios en tiempo real había un nicho todavía libre”, explicó.
  • Una vez identificadas la tecnología y el modelo de negocio, Alberto se puso en marcha y, con asesoramiento de AI Power, desarrolló un prototipo del producto. Se trata de un armario inteligente que es capaz de identificar qué artículos se extraen de dentro para poder facturarlos cuando se cierra. “El sistema reconoce cada objeto y su extracción. Nuestro enfoque inicial era el vending, pero no hemos ganado tanta tracción como esperaban por culpa del covid. Así que lo estamos aplicando en otros escenarios, como control de EPIs, de inventarios industriales, de medicinas consumidas o de lo que come una persona que está en tratamiento nutricional”, explicó.
  • Grabit emplea visión artificial y sensores, estos últimos para controlar el cierre de puertas. Gómez reconoce que este sector ha registrado un enorme crecimiento en los últimos años, tanto en posibilidades tecnológicas como en competidores. “Nuestra ventaja es que hemos construido un producto flexible y de bajo coste. Ahora tenemos dos desarrolladores que trabajan en el mantenimiento del software. Además, en setiembre de 2020 entramos en la aceleradora BerriUp, que nos está ayudando en el desarrollo comercial. En dos años esperamos ser 20-25 personas”, explicó.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *