Albert Algans (Nuuk Technologies): “Un incendio me hizo darme cuenta de que muchas tecnologías no se estaban aplicando a las emergencias”

Albert Algans (Figueres, 1977) estudió ingeniería de telecomunicaciones en la Universidad Politécnica de Catalunya y recaló en Nokia antes de mudarse a Donostia con una oferta de Ikusi. Durante 14 años ha trabajado en gestión de productos, especialmente software para aeropuertos, y recientemente ha emprendido con Nuuk Tecnologies, un proyecto que trata de llevar a la gestión de emergencias las últimas tecnologías de orquestación.

Esto es lo más relevante que nos contó en la entrevista que le hicimos:

  • El emprendimiento ha sido para Algans el resultado de un proceso de maduración personal. Tanto en cuanto a la etapa vital como de la necesidad que era necesario satisfacer. “Se produjo un incendio en mi ciudad natal y me di cuenta entonces de que muchas tecnologías que ya empleábamos en Ikusi no se estaban utilizando en la gestión de emergencias. Y sobre todo, las de orquestación, que permiten distribuir contenidos de manera ágil e inteligente. Un proyecto como éste no habría tenido sentido en Ikusi, que se ha orientado hacia la gestión de redes y no atravesaba por su mejor momento, por lo que decidí dar el salto. Por edad también era el momento de hacerlo”, explicó.
  • La tecnología que ofrece Nuuk se denomina de orquestación y su objetivo es distribuir imágenes de forma inmediata a varios destinatarios. Cualquier servicio de emergencia o incluso un ciudadano puede coger su móvil y grabar lo que está sucediendo para que policía, bomberos y sanitarios puedan verlo al mismo tiempo. “Ya está disponible el tetra, que es bueno para comunicaciones de voz pero no de vídeo. La reducción del tiempo de espera para visualizar estas imágenes puede salvar vidas. La seguridad ciudadana es la primera necesidad que queremos satisfacer, sin olvidar al soporte en plantas industriales. Vicomtech tenía una tecnología de orquestación que se podía utilizar, por lo que hablé con ellos y se involucraron en la startup. Son socios”, explicó.
  • Para montar la empresa, Algans pidió ayuda a BIC Gipuzkoa y Fomento de San Sebastián y se dejó asesorar por varios amigos. Entre ellos, Eduardo Jauregui (Irisbond), Dan Brett (Countercraft) y Patxi Echeveste (Wattio), que le han dado consejos muy importantes, como el de probar primero un producto mínimo viable y poner un límite a la inversión. “Creamos la sociedad a finales de 2020 y estamos terminando el primer prototipo, que debería estar listo para abril. Lo tenemos ya en pruebas en la Guardia Municipal de Donostia y en la Ertzaintza y queremos lanzar otros pequeños pilotos. Hemos contratado ya un programador y Vicomtech nos facilita la tecnología básica y nos sigue apoyando. Una vez esté validada la propuesta de valor, en 2023, queremos abrir una ronda de financiación para poder lanzar el producto en todo el mundo”, explicó.

Add a Comment

Your email address will not be published.